Colo Colo vive una dura crisis futbolística, la que lo tiene fuera de la pelea por el título del Campeonato Nacional, eliminado de la Copa Chile hace rato y recientemente de la Copa Libertadores, por lo que su entrenador, Héctor Tapia, está duramente cuestionado.

Pero eso no es todo, porque ahora en el Monumental se suma un nuevo problema, ya que los trabajadores del club que se encuentran inscritos en el sindicato de la institución aprobaron irse a huelga.

La votación que realizaron los empleados del club fue clara, ya que un 95% eligió detener sus funciones para que así Blanco y Negro, sociedad anónima que administra el club, escuche sus peticiones.

Tras esta determinación, la concesionaria que preside Gabriel Ruiz-Tagle, tiene un margen de cuatro días para pedir una mediación en la Inspección del Trabajo.

Colo Colo lo pasa mal en la cancha, y afuera también.

/gap