Este sábado antes de viajar a la Región del Bio-Bío, Universidad Católica ya había perdido el encuentro  con Huachipato en el Estadio Cap Acero de Talcahuano. Porqué asevero tal pronóstico, porque el viernes ya se sabía que Beñat San José, se presentaría en el gramado de la usina con el mismo equipo que había superado la semana anterior a Colo-Colo. Entonces salta la pregunta ¿no hay estrategia para este partido?. Cómo se puede enfrentar a un equipo que para en la cancha a dos delanteros netos que hacen muchos goles, con jugadores jóvenes que atacan por todos los lados de la cancha a sus equipos contrarios. La única duda del equipo acerero era el arquero Urra reemplazante del  Boliviano Lampe que se va a préstamo a Boca Junior de Buenos Aires. El portero Urra tuvo un muy buen desempeño y para bien de Huachipato los guantes quedaron en buenas manos.

Católica que venía sin perder desde Marzo con Colo-colo en el monumental, tuvo un primer tiempo débil, de pocas llegadas. Los primeros 45 minutos   fueron para Huachipato, terminado la primera fracción empatados y sin goles.

Se inicia el segundo tiempo con el maleficio de la expulsión de Rebolledo en el minuto 49,

por falta a Gabriel Torres, digo maleficio porque en este mismo estadio y con el mismo rival el año pasado fue expulsado el tanque Silva.  Después viene la debacle de los cruzados con la expulsión de Lanaro, dejando a la Ucé con 9 hombres en la cancha.

Daba lo mismo que San José incluyera a Llanos y jugara con dos delanteros, la suerte estaba echada y  el equipo cruzado terminó siendo goleado por Huachipato, liderados por Larcamón, equipo que tiene méritos de sobra para estar más arriba en la tabla.

El único consuelo para Católica en esta primavera que se inicia, es que Antofagasta empató con San Luis en Quillota, manteniendo una ventaja de 5 puntos. Pero con la angustia que otro de sus perseguidores, Universidad de Concepción ya está a solo dos puntos, tras golear a Deportes Iquique.

Fernando Ocaranza Yñesta

Hincha Cruzado