Mientras el Presidente Sebastián Piñera realiza su gira por Europa en compañía de un grupo de parlamentarios y su esposa, Cecilia Morel, la revista Vanity Fair realizó un completo análisis de los vestuarios de la Primera Dama.

La edición española calificó los looks de Morel como “apropiados pero algo pasado de modas”, siendo comparada con otras primeras damas.

“Cecilia Morel no es amiga de las estridencias. Algo que se deduce de la paleta cromática que escoge para vestirse. Mientras que otras primeras damas no temen cambiar de color de manera extrema, la de Chile prefiere mantener un perfil bajo en lo que a colores se refiere“, escribieron

En esa misma línea, sostuvieron que “los tonos pastel, el rosa en especial, los blancos y los crudos son sus elecciones más comunes. El rojo o el rosa fucsia han sido sus salidas de tono más llamativas que solo ha usado en ocasiones contadas (…) Los brocados o encajes de tipo guipur ocupan lugares preferentes. Son en general, vestidos que recuerdan a los de una madrina de boda de provincias sin intención de salirse de la norma. Apropiados pero algo pasados de moda”.

“Mientras que otras primeras damas, como Juliana Awada, o incluso la reina Letizia, con las que ha coincido en el anterior mandato de su marido y en el actual, han adaptado su estilo con el paso de los años, el de Cecilia Morel se ha mantenido intacto. Lo que demuestra que la Primera Dama de Chile se mantiene fiel a sus gustos, hayan o no cambiado las tendencias”.

Por otro lado, recalcaron que “su corte y color de pelo, que no ha cambiado en los últimos diez años (…) Siempre suele llevar igual peinado. Convencional, algo demodé o sobrio”. En tanto, y respecto a los accesorios, sostuvieron que los diseños de sus joyas “son de hace décadas lo que hace deducir que Cecilia Morel no parece tener interés en renovar su joyero o su bisutería con asiduidad”.