En una notable producción del periodista César Campos, diario LUN encontró a Sergio Jadueen Miami, en medio de la amplia cobertura desplegada por los medios chilenos para dar con el ex presidente de la ANFP, en su calidad de testigo protegido de la justicia norteamericana en el casi llamado FIFAGate.

La crónica relata cómo han sido los 1.058 días del empresario calerano en Estados Unidos. Recorrió varios hoteles para radicarse primero en un embarcadero de yates y luego en un departamento arrendado, gracias a que el mismo FBI le paga más de dos millones de pesos mensuales para su residencia.

Los consultados aseguran que Jadue está mucho más flaco que su últimas apariciones públicas en una nota de TVN hace dos años. Además, volvió a fumar, mientras se desplaza en un automóvil deportivo y descapotable Audi, aunque no suele mostrarse demasiado en público.

Además tiene un grupo de amigos en el sector playero de La Perla y ha recibido a distintos familiares, tod a la espera de la sentencia que debe dictar la Fiscalía de Estados Unidos en la segunda semana de diciembre y, la que se espera, no excederá los cinco años de prisión.