Perú fue mucho para la selección chilenaLa Roja se dedicó a bloquear el ataque y entusiasmo del elenco incaico pero dos regalos en el fondo le permitieron a los recientes mundialistas en Rusia 2018 cortar una racha de cuatro derrotas al hilo ante Chile. Finalmente fue 3-0 a favor de los rojiblancos en el Hard Rock Stadium de Miami. 

Quedó muy en evidencia que en la noche estadounidense se enfrentaron dos equipos con realidades muy distintas. Mientras Perú mostró la idea que hace meses le impregnó Ricardo Gareca con presión alta, velocidad por las bandas y mucha movilidad de los delanteros, la Roja solo presentó dudas y confusión. Fue un equipo muy timorato, con poca ambición, que solo buscó controlar la valentía y el vertigo rival. Pero los peruanos siempre encontraron la forma de inquietar al debutante Fernando De Paul. 

Guillermo Maripán salvó a Chile en el minuto 17 cuando por el centro entraba solo a cabecear Raúl Ruidiaz. Después, el ex Universidad de Chile se fue solo frente al portero, pero este estuvo notable para contener el disparo.

Rueda buscó soluciones cambiando de bandas a Ángelo Sagal y Junior Fernandes, pero no resultó. Fueron intrascendentes al igual que el resto del equipo que no acompañó. Matías Fernández amagó con un buen inicio, buscando espacios, pero se quedó solo en eso. Por su parte Perú seguía en la suya. Luis Advíncula le pasó por encima a Eugenio Mena que dejó su mejor versión en Avellaneda.

Lo mejor del partido para Chile era el 0-0, pero eso cambió a los 64′. Un infantil error de cobertura del recién ingresado Ignacio Jeraldino terminó en un centro al segundo palo de André Carrillo que fue desviado por Enzo Roco hacia el arco. El defensa de Besiktas quiso despejar, pero la desesperación y el palo derecho al lado de él lo complicaron y los más de 30 mil peruanos explotaron en un grito de gol.

Pedro Aquino golpeó a Chile con una definición en el punto penal después de un rápido contragolpe (75′). El volante había entrado 20 segundos antes. Eso no le bastó al mediocampista incaico, que con un enganche en el área y un posterior derechazo venció a De Paul que nada pudo hacer.

Chile no pateó al arco, no luchó, no mostró nada. La Roja dejó dudas inmensas. Las apuestas no funcionaron y los referentes no dieron la talla. Reinaldo Rueda deberá trabajar mucho para dar vuelta la situación contra México el martes en Querétaro. ¿Pensará en el regreso de los ausentes? Al menos con lo mostrado hoy, el equipo los extraña.><

/Escrito por Rodrigo Huerta para As Chile