Como una “crónica de una muerte anunciada”, catalogaron personeros de Chile Vamos la renuncia que se dio a conocer hoy de Javiera Blanco, como consejera del Consejo de Defensa del Estado (CDE), cargo al cual fue nominada en 2017 por la ex Presidenta Michelle Bachelet.

Fue la propia ex ministra quien dio a conocer la noticia en entrevista con El Mercurio, donde aseguró que su decisión pasó por la “incomodidad de los consejeros”.

La ex ministra reconoció que las tres investigaciones penales que están en curso –la denominada arista Ascar del Sename, la que indaga presunto mal uso de fondos para contrataciones en Gendarmería y la que apunta al uso de gastos reservados en Carabineros-influyeron en su resolución, aun cuando negó tener cualquier tipo de responsabilidad en los hechos que se investigan.

Tras esto, la subjefa de la bancada de diputados de Renovación Nacional, Marcela Sabat,manifestó que la salida de Blanco “era la crónica de una muerte anunciada”, y que “era insostenible” su permanencia ya que generaba un daño a la institución.

“El CDE es el organismo encargado de velar por los intereses del Estado en los distintos estamentos que éste interviene; debe asesorar, defender y representar los intereses patrimoniales y no patrimoniales del Estado de Chile y sus organismos, y era impresentable e insostenible en el tiempo que  una de sus miembros al menos, se le relacionara en varias causas judiciales de connotación nacional”, sostuvo.

/gap