Un justo empate a un gol brindaron las selecciones de Chile y Brasil Sub20, en el amistoso jugado en Rancagua. En el primer tiempo, el equipo de Robles se plantó muy bien en la cancha, sobretodo en defensa y mediocampo, ante figuras de talla internacional, como son los jugadores del Real Madrid, Vinicius y Rodrygo.

Una muestra de lo bien que jugó la selección chilena durante el primer tiempo fueron los ocho iros de esquina que tuvo a favor la “Rojita” en esa etapa. Por eso, cuando el juez Garay pita un penal a favor de Brasil en los descuentos de la primera etapa, nadie lo podía creer. Ni el público, ni los jugadores ni ka prensa ni los propios brasileños, porque nunca el balón le tocó en la mano al defensor chileno. En minuto cuarenta y seis, Vinicius se coloca frente al balón y lo tira fuera, haciendo justicia a lo que había ocurrido en la cancha.

En el segundo lapso, Brasil salió con todo en pos  de desnivelar el marcador a su favor. Vinicius y Rodrygo comenzaron a tener el balón y mostrar la calidad que los llevó al Real Madrid. Brasil visitaba recurrentemente el área chilena y los defensas de nuestra selección salvaban in extremis el arco de Ureta.

Por eso no extrañó que en el minuto 63, Rodrygo marcara el primer gol del partido para Brasil, tras una gran jugada personal de Vinicius por la banda izquierda.

Pero pese a la victoria parcial de la selección brasileña, la selección chilena Sub20 no merecía perder este partido, sobretodo por el primer tiempo que había hecho la “Rojita”, así como también el gran partido que estaban haciendo,  hasta ese minuto, jugadores como Fernández, Díaz, Allende, Villanueva, Saavedra y Alarcón, entre otros, al punto que cuando se cansaron Allende y Saavedra el equipo chileno bajó su rendimiento y Brasil marcó el primer tanto del partido.

Pero Dios existe e hizo justicia.

En el minuto, 67, tras un córner de Villanyeva al segundo palo, David Salazar cabecea y manda la pelota al fondo del arco de Hugo.

De ahí en adelante, ambas escudras trataron de desnivelar el marcador sin conseguirlo.

Dentro de las enseñanzas que podemos sacar con miras al campeonato sudamericano sub20 que se jugará en enero en Chile, es que la selección chilena sub20 tiene un buen portero, como Ureta, una buena línea defensiva y buen mediocampo. Lo único que nos falta, al igual que en la “Roja” adulta, es el gol. Ojalá podamos encontrarlo en Nicolás Guerra de Universidad de Chile u otros jugadores que no fueron convocados por lesión o decisión técnica. Lo mostrado po la selección sub20 de Chile es auspicioso.

Ahora, hay que esperar la revancha de este lunes 15. en en el estadio Santa Laura-Universidad Sek de Santiago. Si seguimos jugando así, no tenemos porqué no pensar en un triunfo del equipo chileno ante Brasil, como tampoco sería utópiuco pensar en una posible clasificación al mundial de Polonia, o los juegos Panamericanos de Lima del próximo año, cuando se desarrolle en enero próximo el campeonato sudamericano Sub20 en nuestro país.

por Antonio Bilbao Hormaeche/Fotos: Redgol