Cuatro adolescentes recluidos en el Centro de Internación Provisoria del Sename en Coronel, Región del Biobío, ingirieron vidrio molido ayer en protesta por la lentitud en el avance de sus causas en tribunales.

La información fue confirmada a radio Bío Bío por el director regional (s) del Sename, Patricio Muñoz, quien indicó que en primera instancia dos jóvenes fueron internados en el Hospital de Coronel, y momentos más tarde se sumaron los otros dos.

Los menores se encuentran en observación tras la realización de algunos exámenes, con el objetivo de analizar si alguno de ellos debe ser derivado al Hospital Regional de Concepción ante la posibilidad de una hemorragia.

“Los jóvenes fueron atendidos en el hospital. Se activaron los protocolos de emergencia que nosotros tenemos, y se encuentran en buenas condiciones de salud”, aseguró Muñoz, quien no se descartó la apertura de un sumario para aclarar los hechos.

/gap