Optimista ante todo y acostumbrado a sortear las más diversas crisis, el empresario de origen alemán anuncia modificaciones en la plana ejecutiva regional de su grupo de retail . “A partir de mañana, Cencosud tiene nuevos ejecutivos en cargos estratégicos (…). Los cambios son todos internos, no se va ni llega nadie. Es toda gente joven y con experiencia que va a reportar directamente a Andreas Gebhardt”, detalla.

Con cambios. Así están las cosas al interior de Cencosud, el conglomerado que fundó Horst Paulmann en 1963 y que hoy opera en cinco países: Chile, Argentina, Brasil, Perú y Colombia. Este lunes asumió la gerencia general corporativa de este conglomerado de retail e inmobiliario Andreas Gebhardt Strobel, en reemplazo de Jaime Soler.

El debutante máximo ejecutivo dejó su cargo de gerente general en Enel Distribución -donde estaba desde 2014- y llegó en un momento crucial para la firma del elefante.

Llevar adelante la anunciada IPO, o salida a bolsa, en torno al 25% del negocio inmobiliario del grupo; bajar los niveles de endeudamiento -llega a US$ 5.137 millones, según datos de Bloomberg-; lograr abrir la torre Costanera Center -que tras años de tratativas aún no cuenta con las autorizaciones legales para poder hacerlo- y sortear las dificultades en dos mercados relevantes donde opera Cencosud -Brasil y Argentina-, están dentro de esta combinación de desafíos. Y todo en medio de resultados que no han sido del todo halagüeños para el conglomerado, con una caída de 39% de sus utilidades al primer semestre, y la vorágine de cambios que llegó para quedarse en el retail , con el comercio online.

Como si lo anterior no fuera suficiente, el nombre de quién sucederá a Horst Paulmann es un misterio. El actual presidente del directorio y controlador -con el 53,31% de la propiedad- tiene 83 años y cuatro hijos -tres de ellos mayores-, que no trabajan en la compañía.

Quién mejor que el creador del imperio -en primera persona y en exclusiva- para dar luces respecto del futuro de la multinacional. Su última entrevista fue en noviembre de 2013, con motivo de la celebración de los 50 años de vida de Cencosud. En este largo período en silencio, ha corrido mucha agua bajo el puente.

Desde su oficina, en el séptimo piso del Alto Las Condes, se refiere a la empresa, los planes futuros, coyuntura política y económica y el feliz arribo de su cuarto heredero.

-¿Cómo ha sido la llegada de Andreas Gebhardt a Cencosud?

“Hemos sido muy afortunados. Andy (como lo conoce su círculo cercano) tiene muy buenas relaciones con mis hijos, dentro de la compañía y con los ejecutivos. Este no es un cambio donde entra uno y sale otro, sino que es parte de un trabajo para hacer la compañía más ágil y liviana. Llevamos muchos años en el mercado y hemos pasado momentos muy malos y hoy estamos haciendo cambios muy importantes”.

-¿Vendrán nuevos movimientos en la plana ejecutiva?

“Sí. A partir de mañana, Cencosud tiene nuevos ejecutivos en cargos estratégicos: Eric Basset, como gerente de la División Mejoramiento del Hogar; Antonio Ureta, gerente División Supermercados; Sebastián Los, gerente Cencosud Brasil, y Matías Videla, en la Gerencia División Shopping Centers. Este último nombramiento es muy importante, porque va a estar metido de cabeza en el tema del IPO, que no es algo fácil y nos costó mucho”.

“Cuando íbamos a hacer la apertura en bolsa vino la debacle en Argentina. Hoy ese país tiene una devaluación de 120% y es imposible incluirlo en esta oferta (…). Estamos saliendo con un IPO que incluye los países del Pacífico y no los del Altiplano. Ayer informamos a nuestros trabajadores de estos cambios y mañana lunes vamos a enviar un hecho esencial para informar a la CMF”.

-¿A qué apuntan todos estos cambios?

“Jumbo nunca ha tenido un gerente regional. Antes la filial le reportaba a Jaime Soler, el entonces gerente general, y él tenía 21 reportes distintos, algo que es inhumano y había que corregir. Los cambios son todos internos, no se va ni llega nadie. Es toda gente joven y con experiencia que va a reportar directamente a Andreas Gebhardt”.

-Se dice que no se hizo un proceso formal para nombrar a Gebhardt. ¿Cómo lo escogió?

“No lo conocía. Con Jaime (Soler) nos reuníamos semanalmente y conversábamos el tema. Era una misión muy difícil: una compañía con 130 mil personas, en cinco países y con la cultura de la familia Paulmann. Aguantar a Paulmann tampoco es fácil (se ríe). Un día almorzando sushi, que a mí y a Jaime nos encanta, él me mencionó que le habían hablado de Andy. Me acordé que conocí a un Gebhardt cuando tenía 22 años y estaba haciendo mi práctica en el Hotel Crillón y resultó que era su padre. También conocí a su madre. Me conseguí el teléfono y lo llamé”.

-¿Pesó que fuera alemán, como usted?

“Obvio. ¡Si es más cuadrado que yo! (se vuelve a reír). Andreas es como si fuera de la familia. Nos juntamos al día siguiente y al subsiguiente almorzamos en mi casa, con mis tres hijos mayores, y se cerró el tema. Fue amor a primera vista”.

“Si uno tiene cuatro hijos, se reparte entre cuatro”

-A sus 83 años y con un hijo pequeño, ¿tiene ganas de dedicar más tiempo a la familia y menos a los negocios?

“Yo dedico mucho tiempo a la familia”.

-En el tema de la sucesión, ¿quién está en condiciones de asumir el liderazgo en la compañía?

“Esa pregunta hace mucho tiempo que no me la hacen. La gente sabe que yo tengo cuatro hijos; tres de ellos andan por los 50 años y conocen la empresa. Manfred es un gran empresario; Peter un enamorado del comercio y conoce muy bien los shopping centers . Heike estuvo seis años en Argentina a cargo del Aventura”.

-Pero ninguno trabaja hoy en Cencosud.

“El día que salimos a la bolsa (7 de mayo de 2004) les dije a mis hijos que no podían trabajar en la parte operativa, porque si tenían un problema con algún ejecutivo me ponían en aprietos: ¿Despido al hijo o al ejecutivo? Dos personas no pueden tener el timón al mismo tiempo”.

“Yo estoy con todas las ganas y les digo que el día que empiece a hablar alguna estupidez ¡me tienen que avisar! (levanta la voz). “El Mercurio” publicó una noticia que decía que hoy la humanidad puede vivir hasta 122 años. Me quedan 39 años por delante, así es que tengo mucho tiempo para tener muchos hijos más”.

-¿Cómo fue tener un hijo a su edad?

“Muy positivo. La noticia que yo iba a tener un hijo se filtró y al día siguiente fui a la ceremonia de entrega del premio al Empresario del Año de EY a mi amigo José Said. Todos me felicitaban y llega René Abumohor y me dice delante de los periodistas: “¡Nos cagaste a todos!”” (ríe a carcajadas).

-¿Cómo cambia la propiedad de Inversiones Quinchamalí, sociedad con que usted y sus hijos controlan Cencosud, con la llegada de su hijo menor?

“Hay que reestructurar las cosas, pero hay que preguntárselo a un abogado. Si uno tiene cuatro hijos, se reparte entre cuatro”.

-¿Cuántos hijos más va a tener?

“Depende de las circunstancias. Si Chile hace lo mismo que Argentina, tendré que cuidarme un poquito”.

Costanera Center: “Un tremendo problema”

-¿Qué significa para usted el proyecto Costanera Center?

“Un problema más. Un tremendo problema”.

-En concreto, ¿Por qué no puede abrir el proyecto completo?

“Esto es una vergüenza. Nosotros tenemos la obligación de hacer el trabajo que el Gobierno no quiere. ¡Ni nos reciben los planos! Nos exigen cosas y nosotros no le damos solución legítima, porque no hay solución legítima. Hay que sacar una ley para esto”.

-Se informó que en la Ventanilla Unica, organismo liderado por la Seremi de Transportes, se están analizando las nuevas obras de mitigación que son factibles de realizar. ¿Es posible que el tema se resuelva antes que termine este año?

“Siempre soy optimista. Siempre digo: en uno o dos meses más lo vamos a tener listo”.

-¿Es efectivo que el informe independiente del Dictuc de la UC, que contrató la Municipalidad de Providencia, valorizó las mitigaciones en US$ 15 millones?

“No me pregunte sobre ese tema. Ojalá que esta odisea termine, porque es un desprestigio para Chile”.

-¿Es el Costanera Center su máxima frustración como empresario?

“No es una frustración, es un tema que hay que solucionar. Si usted me habla de que Amazon viene, es una realidad. Me gusta competir. ¿Cuando Lider llegó a Argentina tuvimos miedo? Usted pone un Walmart y nos ponemos al lado, vendemos el doble que ellos. ¿Cree que nosotros nos vamos a entregar así no más?”.

-¿De qué o quién depende que salgan los permisos para poder abrir la totalidad del Costanera Center?

“Estamos trabajando en eso, pero no quiero hablar. Estoy confiando que esto se arregle mañana mismo”.

“Chile es un país tremendamente fuerte y tenemos que cuidarlo”

-Tras una vida con éxitos, ¿le queda algo por hacer?

“Muchas cosas. Viajar por el mundo. Viví 21 años en Argentina y el 2002 volví a Chile con la idea de no trabajar más, pero ese año salió Lagos Presidente. Yo lo conocía porque me lo topaba mucho y él siempre me preguntaba: “¿Cuando yo sea Presidente, usted va a seguir construyendo en Chile?”. Y yo le contestaba: Cuando usted sea Presidente voy a empezar a construir en Chile. Ricardo Lagos me hizo chileno en los últimos días de su gestión (en septiembre de 2006 recibió la nacionalidad por gracia). Nos llevábamos muy bien y trabajamos como locos”.

-¿Cómo se lleva con el Presidente Piñera?

“Un poquito así (hace un gesto de distancia). Somos competidores”.

-¿Cómo evalúa este segundo gobierno de Sebastián Piñera y sus medidas económicas?

“Bien. Está mucho mejor este gobierno que el anterior”.

-A su juicio, ¿cómo está la situación hoy en Chile?

“Chile es un país tremendamente fuerte y tenemos que cuidarlo. Han pasado los militares, socialistas, comunistas, y seguimos vivos y mantenemos la apertura de mercado. ¡Chita que estamos bien! El año 1975 era un país pobre y hoy es una maravilla. El año 76 abrimos el Jumbo en Las Condes, donde solo había vacas. Lo construimos por dos pesos. Abrimos el segundo: el Jumbo Bilbao y no había espacio en Chile para poner un tercer Jumbo. ¡Éramos tan pobres!”.

“El último gobierno de Michelle Bachelet fue un desastre. Pero Chile sigue vivo. Es impresionante este país”.

LA LLEGADA DE SU CUARTO HIJO: “Muy positivo. La noticia que yo iba a tener un hijo se filtró (…). Todos me felicitaban”.

Si usted me habla de que Amazon viene, es una realidad. Me gusta competir. ¿Cuando Lider llegó a Argentina tuvimos miedo? Usted pone un Walmart y nos ponemos al lado, vendemos el doble que ellos. ¿Cree que nosotros nos vamos a entregar así no más?”.

RETRASO EN APERTURA DE COSTANERA CENTER: “Es una vergüenza (…). ¡Ni nos reciben los planos! (…) Ojalá que esta odisea termine, porque es un desprestigio para Chile”.

/Entrevista de Constanza Capdevila de la Cerda para El_Mercurio