No pudo Coquimbo ante Santiago Morning como local y solo empató 0-0, desperdiciando la chance de mantener los cuatros puntos de distancia que tenía respecto de Cobreloa en la punta de la tabla de Primera B. El cuadro local exhibió intensidad y disputó con todo el partido, pero careció de ideas ofensivas para superar a un oponente que realizó un muy buen encuentro.

Fue atractivo el primer tiempo en el Francisco Sánchez Rumoroso. No hubo muchas ni grandes ocasiones de gol en las porterías, pero el encuentro tuvo un ritmo de juego trepidante. Ambos elencos se movieron en bloque, para atacar y defender, con construcciones ofensivas simples y directas.

La sorpresa en el trámite la dio Santiago Morning. El cuadro metropolitano no se achicó en la instancia de enfrentar al puntero en su casa. Presionó en la salida al local y si esto no prosperó, en la mita de la cancha insistió con el achique de espacios para lanzarse hacia el arco coquimbano sin mucha delación.

Al cuadro pirata le costó adquirir el ritmo el partido ante la propuesta osada de la visita. Dio la impresión que espera un planteamiento más cauteloso y el escenario lo descolocó un tanto. Aunque el comienzo pudo ser ideal: solo iban segundos, cuando Rodrigo Holgado presionó al arquero Pedro Carrizo y estuvo a punto de robarle el balón para abrir la cuenta.

Pero el elenco bohemio contestó inmediatamente con una acción profunda de Óscar Ortega. El argentino le ganó la espalda a la defensa nortina, enfrentó al guardameta Daniel Retamal y la pelota se le fue larga en el dribling. Después, David Escalante buscó el gol con un disparo potente, pero el portero local contuvo con seguridad. Recién iban seis minutos de acción.

Antes del descanso, el protagonismo ofensivo corrió por cuenta de Coquimbo.Holgado se despachó un zurdazo que pasó cerca del palo izquierdo (30′) y luego Mario Pardo hizo lo propio con un remate colocado, que Carrizo envió al córner tras una buena volada (36′).

El local controló el juego después del entretiempo. La acciones se concentraron en el sector de Santiago Morning, pero no hubo un peligro real para el meta Carrizo. Y así la opción más cercana a la apertura de la cuenta fue un gran contraataque de la visita, que terminó con un disparo en el palo de Fabián Núñez.

A continuación, y debido a la torpe expulsión de Ortega por un pisotón al arquero Retamal, los bohemios retrasaron sus líneas y apostaron por contraatacar, a través de Núñez y Fabián Cerda, los aleros de buen trabajo por las puntas. Con el terreno aun más a su disposición, el local manejó la pelota, aunque careció de creatividad para causar peligro.

Un disparo de Álvaro Delgado, a los 79′, fue la única opción para marcar la primera cifra en Coquimbo. Después, el encuentro se fue extinguiendo en actividad ofensiva hasta el pitazo final del 0-0. El empate dejó al líder con 50 puntos y solo dos unidades por sobre el escolta Cobreloa, faltando tres fechas para el epílogo del campeonato en Primera B.