Conor McGregor atraviesa uno de sus peores momentos: tras la derrota que sufrió ante Khabib Nurmagomedov en su regreso a la UFC, y del escándalo posterior, el luchador irlandés fue invitado a presenciar el duelo de fútbol americano entre Dallas Cowboys y Jacksonville Jaguars, por la NFL. En ese contexto, fue protagonista de una situación que lo dejó en ridículo y arreciaron las burlas en las redes sociales.

McGregor fue invitado por Jerry Jones, propietario de los Cowboys, a bajar al campo de juego para saludar desde allí a los espectadores. Y fue invitado a realizar un lanzamiento de un balón de fútbol americano. Acostumbrado a no temerle a los más feroces adversarios en las artes marciales mixtas, Conor aceptó. Pero su ejecución no fue precisamente correcta.

El balón se le terminó escapando apenas intentó lanzarlo, impidiendo ser direccionado como deseaba y si ninguna técnica. En consecuencia, se dispararon las burlas. “Creo que Conor eligió el deporte correcto”, escribió uno de los usuarios de Twitter, adjuntando la imagen del ridículo. “¿Quién le enseñó a lanzar el balón?”, subrayó otro.

McGregor reaccionó ante una ironía de otro seguidor, que posteó una foto del irlandés junto a otra de Dak Prescott, jugador de los Cowboys y azuzó: ” “Los dos mejores mariscales de campo de hoy en el partido de Dallas”. “Simplemente no quería quitar mi blazer multimillonario azul”, se excusó con soberbia por su impericia en las redes sociales.

/gap