No es noticia nueva que el stress laboral sea una afección que afecta a la mayoría de los chilenos. Sin embargo, las enfermedades profesionales han tenido un aumento generalizado del 73% durante los últimos años, las cuales incluso han sido comparadas con el daño que produce el humo del cigarro. Para especialistas, si no existen los cuidados necesarios, los trabajadores estarían expuestos a tener el Síndrome de Burnout o en casos más graves cuadros depresivos.

Entendido como stress que se prolonga en el tiempo y que en un punto “quema” el cerebro, el Síndrome de Burnout genera en el trabajador un agotamiento físico y emocional, que no permite pensar bien, afectando gravemente la autoestima.

 

El término que se instaló en nuestro país y que llegó para quedarse, en palabras de Gustavo Olivero, Gerente de Administración y Finanzas de GL Capacita, se debe a una serie de factores, especialmente relacionadas a ámbitos económicos, sin embargo, lo que no se sabe es que “el stress laboral conlleva una carga química general capaz de desplazarse al mismo tiempo entre los cercanos que rodean la vida de un trabajador. Es un círculo vicioso y su problema es que se contagia, traspasando su patología a su equipo o familia”, explicó.

 

El experto en desarrollo de estrategias para el bienestar en el trabajo, agregó que una de las causas del stress generalizado se relaciona directamente con el clima laboral. “Es alarmante encontrarnos con empresas que ven con un gran gasto el contratar un servicio externo que les ayude a sobreponerse a las afecciones de sus trabajadores, en pos de la operatividad y productividad”, expresó el ejecutivo de GL Capacita.

 

En tanto, Isaías Sharon, psicólogo laboral y Director Ejecutivo de Smart Coach, recalcó que si bien las entidades tienen una responsabilidad importante, los trabajadores deberían también analizar su entorno completo. El especialista recomendó que para manejar la situación actual, lo primero que se debe hacer es “revisar el estilo y calidad de vida en general y preguntarse qué otros espacios no se están dando, como es la familia, los amigos y la recreación. Cualquier cosa que nos ayude a reciclar la energía es clave para evitar estos cuadros de stress que nos tienen inundados”.

Además, aconsejó que dentro de los espacios laborales “se canalice en el área de recursos humanos, departamento de jefatura o donde corresponda, aquellos requerimientos que como trabajador crea que pueda ayudar a mejorar la calidad de  vida, ya que es una responsabilidad legal por parte de la empresa entregar un espacio saludable”.

Por su parte, el Gerente de GL Capacita -OTEC que busca ayudar a mejorar el clima laboral y bienestar de los trabajadores- terminó por añadir que en estos casos se recomiendan servicios externos para guiar a los empleados y empleadores y así disminuir el stress. “Hemos comprobado que con este tipo de capacitaciones, el ausentismo laboral y las licencias médicas asociadas a las enfermedades profesionales disminuyen en 30% a 40% en relación de un año a otro”, finalizó.

/gap