“No creo que existan en Chile presos políticos”, esas fueron las palabras del director de la División de las Américas de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, al ser consultado sobre la situación en el país y las protestas para exigir la libertad de las personas detenidas durante el estallido social.

Esta semana, cinco senadores de oposición -Adriana Muñoz (PPD), Juan Ignacio Latorre (RD), Isabel Allende (PS), Yasna Provoste (DC) y Alejandro Navarro (PRO)- presentaron un proyecto de ley que busca indultar a quienes fueron detenidos en el marco de protestas por el estallido social. La moción fue rechazada por el Gobierno.

Ayer, en tanto, un llamado a manifestarse por la situación de los presos tras actos relativos al estallido culminó con la quema de cuatro buses en Santiago.

“Hay que tener mucho cuidado con los conceptos. Presos políticos son esencialmente presos de consciencia, que son perseguidos por sus ideas, por sus opiniones, por simplemente tratar de promover una idea diferente de la oficial”, ahondó Vivanco en entrevista con Deutsche Welle.

El director de HWR continuó diciendo que hay que hacer una diferencia “a las violaciones de los DD.HH. que se cometieron por parte de policías y los delitos cometidos por parte de grupos violentos, que han utilizado esta situación de reclamo justo y pacífico para cometer delitos, que deben ser investigados con pleno respeto a las garantías procesales”.

Asimismo afirmó que en Chile hay personas que han sido “procesadas por desórdenes, vandalismo, por atentar contra la propiedad” y que es importante “que estos casos sean investigados con pleno respeto al debido proceso”.

Adriana Muñoz, quien además es presidenta del Senado, defendió el proyecto señalando que los detenidos “no son personas que han delinquido, no son personas que han hecho vandalismo, son personas que han salido a la protesta social”, añadiendo que “es por eso que no creemos que es mejor (revisar) el caso a caso y optamos por una ley”.

/psg