El Fondo Monetario Internacional (FMI) considera que “aún no se ve un final para la crisis económica y humanitaria en Venezuela”. Teniendo esto como referencia y a pesar de la escasez de datos oficiales, realizan proyecciones para los próximos años en los que se observa un deterioro cada vez mayor de las condiciones macroeconómicas del país, publica Banca y negocios.

“La adopción de políticas inadecuadas para estabilizar la economía en medio de la actual fragilidad socioeconómica podría exacerbar rápidamente la difícil situación económica del país”, señalan en su informe de perspectivas actualizado este mes.

En un escenario donde no se adopten correcciones o que las medidas que se tomen no sean las adecuadas, proyectan que para el año 2023 (dentro de cinco años), el Producto Interno Bruto (PIB) del país será de $73.969 millones, una caída de 68% en comparación con 2013. Eso significa que Venezuela pasaría a ser la décimo cuarta economía de América Latina, siete puestos menos, que en 2013.

Con estos niveles de producción el impacto en el PIB per cápita será drástico y de acuerdo con el cálculo basado en el poder de paridad de compra (PPP), el FMI prevé que este se ubique en $9.482,4. Uno de los más bajos de la región (por encima solo de Belice, Nicaragua y Honduras) y una reducción de más de la mitad en 10 años. Una caída en el ránking desde el sexto al décimo octavo lugar.

De acuerdo con las estimaciones del FMI, la inflación seguirá siendo un problema para Venezuela. Calculan que para para el cierre de 2023 se ubicaría en por encima de 12.000.000%, es decir, una continuación de la hiperinflación que se atraviesa desde noviembre de 2017. Sin embargo, este es un pronóstico a largo plazo basado en modelos. Hasta ahora ningún país ha soportado tanto tiempo en hiperinflación.

Todas estas condiciones configuran un ambiente complejo para el empleo y por eso el Fondo estima que en 2023 la tasa de desocupación en el país podría llegar a 44% de la fuerza laboral, muy por encima del resto de la región, donde solo para Belice proyectan también un desempleo de dos dígitos para ese año (14,6%). En 2013 el desempleo en Venezuela era de 7,4%.

/psg