Al interior de Revolución Democrática continúan intentando arreglar el descalabro financiero que los tiene con 90 millones de pesos congelados en el Servel hasta que no aclaren las observaciones de su balance del 2017.

Pese a que en un principio se había pensado en solicitar un crédito al BancoEstado, optaron por dar un pie atrás, ya que el trabajo del equipo financiero ha sido mucho más expedito de lo que se pensaba y el problema podría resolverse antes de lo previsto.

En tanto, otras fuentes aseguran que el crédito a la institución financiera sí se pidió, pero fue rechazado por falta de respaldo económico.

La opción de optar por un crédito surgió en caso de que el dinero por parte del Servel tardara en llegar y así evitar ocupar los ahorros del partido, que son los aportes que mes a mes realizan sus nueve parlamentarios ($1.700.000 cada uno).

Con el fin de evitar suspicacias, según consigna La Segunda, el presidente de RD, Rodrigo Echecopar, y la secretaria general Paula Poblete no cobrarán su sueldo en el partido hasta que se resuelva el problmea.

/gap