El viaje que realizó ayer la senadora y presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, a Brasil para reunirse con el candidato presidencial derechista, Jair Bolsonaro, generó un quiebre en la mesa del partido.

Las críticas vinieron principalmente de los representantes que apoyan al diputado Javier Macaya, quien busca disputarle la conducción del colectivo a la senadora. Pues el secretario general de la UDI, Issa Kort, aseguró que desconocía este periplo a Brasil, mientras que el senador y vicepresidente Juan Antonio Coloma confirmó que “este viaje no fue conversado dentro de la directiva”. Cabe destacar, eso sí, que este último no ha manifestado públicamente si apoya a Van Rysselberghe o a Macaya en la elección interna.

Hoy, la timonel de la UDI en conversación con radio Agricultura, sostuvo que “me llama la atención de que todas las críticas vengan de la lista que hoy está compitiendo” .”Son críticas que obedecen a una competencia interna de la UDI”, añadió la senadora.

Las críticas también estuvieron centradas en que la figura de Bolsonaro es asociada a la extrema derecha y que dicha imagen podría ser relacionada con la UDI tras este encuentro. Respecto a ello, la senadora indicó que “no creo que Bolsonaro represente a la UDI, pero él va a ser el presidente de Brasil”.

De esa manera, destacó que la cita se abordaron temas como el TLC entre ambos países: “Me parece curioso que se generen críticas cuando llevo de vuelta buenas noticias para el país, si la novena economía más grande da señales públicas que quieren ser socio estratégico con Chile”.

/gap