Como las cosas se dicen por su nombre, lamentablemente tengo que expresar que la asquerosidad que muestra la fotografía, se debe a una “falta de pantalones” de los mandos navales.
La Armada Nacional inició los actos por la conmemoración de su bicentenario, los que culminarán en la ceremonia tradicional del 21 de mayo. Pues bien y como era de esperarse, en una ceremonia realizada en Valparaíso en el marco del importante evento, el alcalde de la ciudad no asistió, y en su representación llegó el concejal que muestra la fotografía, quien aparte de marxista es un simple payaso.
Sobre el particular narraré un hecho trascendental ocurrido durante el gobierno del mal recordado allende.
A comienzos de 1973, en pleno descalabro marxista, en la entonces localidad de Puente Alto, celebró su aniversario el antiguo Regimiento de Ingenieros Ferrocarrileros, que por años estuvo en el lugar, y por supuesto, se realizó una digna ceremonia militar, donde estuvieron invitadas las autoridades zonales.
En la oportunidad, el Comandante del Regimiento, luciendo su Uniforme Militar, esperaba en la guardia del cuartel la llegada del gobernador del Departamento de Puente Alto.
Y que sorpresa se llevó cuando la “autoridad” departamental llegó a la ceremonia, vestido con “polera y chalas”.
La Guardia de Honor que estaba formada para recibir al gobernador, como todas las personas que circundaban el lugar, quedaron impresionados cuando el coronel comandante del regimiento, increpó a viva voz al gobernador y le manifestó que su regimiento estaba vestido con su tenida de gala y que no lo recibiría a él en esa “pinta”.
Luego el gobernador se retiró y no participó de la ceremonia.
El Comandante de ese Regimiento era el entonces Coronel de Ejército Carol Urzúa Ibáñez, el mismo que años más tarde siendo General de la República, fuera asesinado por el enemigo.
Mi General tenía muy bien puestos los pantalones.
Alejandro Russell O’Kuinghttonss