El ejercicio siempre será la base y la clave para un vientre plano. Aunque si pones en práctica estos trucos, obtendrás un abdomen plano sin hacer ejercicio. La alimentación juega un papel vital para eliminar esa molesta barriguita o rollitos en la cintura. Así que mentalízate en comer los alimentos adecuados y eliminar los que te están alejando del cuerpo de playa.

Para un abdomen plano sin hacer ejercicio, limita el consumo de azúcar

El azúcar es tu principal enemigo en la difícil carrera para conseguir un vientre plano. Y si eres fanático de los refrescos, más todavía: un estudio de la revista Circulation concluyó que los que toman bebidas gaseosas, pueden ganar un 27% de grasa abdominal. Aunque lo más importante siempre será beber agua, la única bebida saludable y libre de edulcorantes.

Si eres adictivo al café, ponle poca azúcar o utiliza un edulcorante. Y si tomas jugos por la mañana, bébelo sin azúcar o, también, con edulcorantes naturales como la stevia.

Disminuye el consumo de sal o sodio

El sodio es la razón principal por la que tu cuerpo retiene líquidos, lo que te hace lucir más gorda o con un vientre más abultado. Toma mucha agua para que tu cuerpo drene toda la sal de tu organismo o consume menos de 2500mg de sodio por día. ¿Sabes qué tiene mucho socio? Las chucherías saladas y fritas que comes al ver una película. ¡Elimínalas de tu dieta!

Mastica suficiente lo que comes

Muchas veces no engorda lo que comes sino cómo lo masticas. La digestión comienza por la boca, por lo que es muy importante cómo la masticas ya que mientras más fácil hagas tu digestión, menos gases y ácidos segregará tu estómago.

¡Apaga el teléfono y duerme más!

No dormir lo suficiente influye directamente en el aumento de peso. El teléfono es un gran distractor a la hora de dormir, tanto, que seguro pasas largo rato viendo Instagram…hasta la madrugada. Según un estudio publicado en el International Journal of Obesity, las personas que duermen menos de seis horas en la noche, pueden ganar el doble de grasa de aquellos que duermen entre siete y ocho horas.

Desintoxícate de todos los aparatos electrónicos antes de dormir y verás que descansarás mejor.

/psg