El coito florentino es una técnica sexual adecuada si lo que buscas es aumentar tu placer pero también ayudar a tu pareja para que también lo haga. Esta técnica es de las más populares y funciona de maravilla para que ambos puedan aumentar la intensidad de sus orgasmos.

Realizarla no implica mayor problema, pues consiste en “echar hacia atrás” la piel de la cabeza del pene de tu pareja para que éste tenga mayor sensibilidad.

Tomando esto en cuenta, el coito florentino es aplicable solo con hombres que no se han realizado la circuncisión.

Primero que todo debes preguntar a tu pareja si te permite hacerlo, pues debido a que la piel es muy delicada en ese punto puede sentirse dolor si no se trata con cuidado.

Los hombres por lo general lo hacen ellos mismos antes de iniciar la relación sexual pero en este caso lo harías tú para que puedas evitar que vuelva a cubrir la cabeza del pene con el prepucio.

La posición más adecuada para hacerlo sería aquella donde tengas total alcance y control del pene de tu pareja, por ejemplo con la postura de la “vaquerita” donde además podrás llevar el ritmo del coito y manejarlo a tu antojo para generar un orgasmo increíble a tu pareja.

¿Por qué deberías aplicar esta técnica sexual tan popular? Porque sin duda cambia por completo la interacción entre los dos; al hacerlo tienes mayor contacto con él y eso puede ser muy excitante para los dos. Así que no lo dudes y llévalo a la práctica cuanto antes.

/psg