Un nuevo informe iCOVID evacuado esta semana, y que consideró datos hasta el 6 de febrero, demuestra que continúa en aumento la ocupación hospitalaria de camas UCI la que alcanza un 91,5% con una alta proporción de pacientes con coronavirus (56,2%).

El estudio realizado por la Universidad de Chile demuestra que los casos nuevos a nivel nacional han experimentado una nueva alza, indicando que la reducción de la carga experimentada durante dos semanas se detiene, y vuelve a crecer a nivel nacional.

“La ocupación hospitalaria sigue alta, con una ocupación UCI de un 91,5% y una alta proporción de pacientes COVID (56,2%). Sin embargo, hay una leve mejoría de las hospitalizaciones respecto a la semana anterior, con un cambio en la tasa de hospitalización que ahora tiene valores negativos”, planteó el académico Mauricio Canals.

Y añadió que “la trazabilidad sigue siendo un problema con casi nulo cambio desde Octubre. El aspecto más positivo es la evolución de la campaña de vacunación con altos números y alta cobertura de grupos de riesgo lo que puede redundar en menores casos graves y fallecimientos en el futuro cercano y el aspecto más preocupante es lo que puede ocurrir con el retorno vacacional en la RM”.

En relación a las regiones, en la última semana se observa estabilización en la carga de infectados activos en 10 de las 16 regiones, mientras que las otras seis regiones presentan incrementos significativos en su carga en relación a la semana anterior.

Asimismo se informa que “la transmisio´n parece en esta semana presentar un patrón de crecimiento localizado en algunas regiones del norte (Arica, Tarapacá y Atacama) y del centro-sur (Ñuble, Bío-Bío y la Araucanía)”.

“La dinámica de la epidemia en el país ha vuelto a valores de transmisión mayores a 1, luego de un par de semanas donde se había logrado disminuir la transmisión por debajo del umbral de Re = 1. Este hecho, resume lo complicado y difícil que ha sido poder contener el desarrollo de la epidemia”, explicó el académico Mauricio Lima.

Mientras que señaló que “si bien el proceso de vacunación ha sido muy positivo y está generando cobertura en los grupos de riesgo, todavía nos falta un camino para recorrer y poder cortar la transmisión. Por lo tanto, hay que seguir manteniendo los cuidados en términos de reducir los contactos diarios y usar las medidas de protección personal”.

La positividad a nivel nacional muestra un aumento moderado con respecto a la semana anterior, pero se observan incrementos importantes en algunas regiones como Tarapacá, Valparaíso y Ñuble. A nivel nacional, el número de tests realizados por cada 100 mil habitantes ha vuelto a disminuir, manteniendo una tendencia a la baja que lleva ya más de tres semanas.

“Tras unas dos semanas de tendencia a la baja, el número de casos nuevos a nivel nacional ha vuelto a aumentar de manera significativa. Esta subida se explica principalmente por aumentos en las regiones de Tarapacá, Atacama, El Maule, Ñuble, Biobío y La Araucanía. Por otra parte, el número de tests realizados por cada 100 mil habitantes ha vuelto a disminuir, manteniendo una tendencia de disminución en el testeo que lleva ya más de tres semanas. Al mismo tiempo, la positividad ha aumentado moderadamente. Estos son claros retrocesos que debemos vigilar y corregir mientras se desarrolla la campaña de vacunación”, advirtió el académico José Zubizarreta.

La trazabilidad no muestra una evolución adecuada. Todos sus indicadores se encuentran en valores bajos con muy pocos cambios en el último tiempo. La consulta temprana (dentro de dos días del inicio de síntomas) se ubica en un 56,6%; la proporción de pruebas de PCR informadas al Ministerio de Salud dentro de un día desde la consulta médica se encuentra en sólo un 56,4%; y la confirmación temprana de casos (antes de tres días) es de un 43,3%.

/psg