“Sueño con que en el Parque Hurtado tengamos una gran laguna, de una hectárea, que permita bañarse en verano y hacer deportes náuticos en el invierno y que, además, mejore la plusvalía del sector”. El sueño es del alcalde de las Condes,  Joaquín Lavín, y lo explicitó tal cual en el concejo municipal de su comuna del 25 de abril de 2017.

Las palabras del edil ese día eran menos oníricas de lo que parecían. Aludían directamente a la idea que un mes antes, el 1 de marzo de 2017,  la empresa Crystal Lagoons ya había discutido con el jefe de operaciones de Las Condes, Juan Ignacio Jaramillo. En esa cita la firma del conocido empresario Fernando Fischmann -el mismo que instaló la mayor piscina artificial de América en el San Alfonso del Mar- le presentó a la municipalidad la tecnología que usa en sus proyectos.

La firma de Fischmann no solo ha tocado las puertas del municipio de Las Condes, el portal Info Lobby da cuenta de una cita con la misma presentación en marzo de 2016 al entonces intendente metropolitano Claudio Orrego y también en el municipio de Huechuraba.

Pero fue Lavín el más encantado con la idea. Al punto de incluir la posibilidad de construcción de una de las piscinas de Crystal Lagoons como el eje del proyecto de reconstrucción del Parque Padre Hurtado, que hoy administran los municipios de Las Condes, Providencia y La Reina. Una idea que será sometida a votación ciudadana este domingo en medio de duras críticas por la falta de información en torno al proceso y por la incomodidad que genera en un amplio sector que el parque pase a ser zona de negocios de un privado.

El proyecto

La comunidad votará este domingo por dos opciones: La primera considera un proyecto de mejoramiento que incluye la laguna de Crystal Lagoons.  En esa modalidad la Municipalidad de Las Condes se compromete a invertir $3.200 millones para construir la laguna de 15.000m2 que financiaría un plan de mejoramiento, recuperando las zonas perdidas. Se estima una inversión total de $14.000 millones.

La opción 2 es sin Laguna y se plantea como “un plan de mejoramiento parcial de las zonas actualmente habilitadas del parque, estimado en $3.200 millones”.

Las organizaciones sociales de La Reina y Providencia, como la Coordinadora Vecinal de La Reina y Providencia Participa acusan que se llamó a participación hace solo dos semanas y que no se conocen los términos del acuerdo alcanzado entre el municipio de Las Condes y la empresa de Fischmann.

Hasta ahora, solo se sabe que si se aprueba la construcción de la laguna, será con un cobro de 6 mil pesos para los usuarios del parque.

“La opción 2 apoya que no se construya la Laguna Artificial ni Playas en el Parque y que se utilicen los 3.200 millones ofrecidos por Las Condes, en el mejoramiento de las zonas actualmente disponibles… la Laguna Artificial Crystal Lagoons que podrá ser cristalina, pero ya sabemos que esa condición se consigue con impermeabilización de un área mediante membranas de goma, con agua permanentemente sanitizada que demanda una fuerte inversión, tanto en su construcción como en sus costos de mantención. Adicionalmente a eso, sería cercada y su ingreso tendría un costo adicional”, dice el llamado público que hizo la Coordinadora de Vecinos de La Reina.

Laura Gougain, miembro de la Coordinadora Vecinal de La Reina,  critica que no se les responde en qué términos es el negocio con Crystal Lagoons y acusa que la municipalidad reconoce que la “Opción 1” que se vota el domingo solo considera la construcción de la laguna privada, pero no hay proyectos concretos de mejoramiento del resto del parque.

Cristián del Canto, presidente de la misma entidad, añade que “sabemos que hay una conversación de Lavín con la empresa, que cuesta $3.200 millones de pesos pero no sabemos si hay royalty, ni quién lo va a administrar”.

“Lo que ellos dicen es que tienen un plan maestro para mejorar el resto del parque, pero lo que hay es una zonificación. Lo único claro es la construcción de esa piscina, que hay un contrato y que durante 10 años se harán mejoras. La primera opción es a condición de que se acepte hacer un negocio sin saber las condiciones”, sostiene el dirigente y arquitecto.

En Providencia la preocupación se replica. Recién ayer a las 17.14 horas llegó un correo invitando a una reunión informativa a la comunidad para hoy a las 19 horas en el Palacio Falabella que alberga a la Municipalidad de Providencia.

Lavín: “Fue mi idea”

El alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, dice que la iniciativa de la laguna es el Parque Padre Hurtado es suya, que fue él quien se acercó a Crystal Lagoons con la idea de hacer un amplio espacio público acuático.

“Se trata deponer a disposición del público un espacio del que solo pueden gozar los condominios exclusivos. La laguna la hacemos nosotros y la empresa se compromete a la mantención”, dice.

El alcalde dice que las ganancias serán en dos tercios para el parque y uno para la empresa. “Había una experiencia internacional de laguna gratuita pero fue mala.  Tiene que haber un precio. Pensamos que el costo debiera ser como el que hoy tiene el Parque Metropolitano que cobra por el uso de sus piscinas”, añade.

Lavín dice que aun no hay contratos que mostrar con Crystal Lagoons porque todo va a depender a la consulta de este domingo.

“Siempre puede haber discusión. Pero es falso que se trate de un negocio privado. Es una laguna cristalina pública”, asegura. Su sueño de laguna cristalina.

/gap