José Miguel Viñuela llegó de rodillas a la puerta de Mega. Frente a él, Carlos Heller, dueño del canal, le hacía un gesto con el dedo negando su ingreso. ¿La razón? Las infidencias que el animador contó en el Mucho Gusto, junto a Lucho Jara, sobre la cena que ofreció don Francisco a animadores de la TV.

Viñuela protagonizó un divertido show afuera de la estación de Vicuña Mackenna. Incluso hizo una nimita que dedicó a Pablo “Pablete” Alvarado, productor ejecutivo del matinal, haciéndole “la pata” para que le permitiera el ingreso al programa.

“Está castigado”, señalaba el gc del matinal. En el set, sus compañeros festinaron con el animador. Minutos después, lo salieron a ver, mientras Viñuela hacía show, sacándose la polera y tratando de subirse a los autos que entraban al canal para pasar la seguridad.

Lucho Jara se le acercó para hablar con él y discutir lo que habían revelado ayer. Leyeron notas de prensa con el episodio y le bajaron el perfil a lo que comentaron sobre el video sexual de Luli, que filtró por error en Instagram, y que le mostraron a Don Francisco en su casa. Así fue el diálogo:

José Miguel Viñuela: “Acá jamás compartimos un video”

Lucho Jara: “Fue la Karen Doggenweiler”

Viñuela: “Nunca compartimos un video. Lo que nosotros hicimos fue ver un Instagram”

Muestran en pantalla la nota de Glamorama y leen el titular.

Viñuela: “Pero si lo dio en el Instagram de ella”

Jara: “Pero no le pongan color, si no fue para tanto”

Viñuela: “No fue para tanto. Fue una conversación”

Leen otra nota.

Jara: “¿Para qué se ponen tan graves? ¿Cuál fue el pecado?”

Viñuela: “Esa cuestión estaba en el Instagram”

Jara: “Nosotros no inventamos nada”

Viñuela: “¿Y qué tiene?”

Leen otra nota.

Viñuela: “Ese fuiste tú. Te dije que no hablaras tanto”

Jara: “Yo no fui”

Viñuela: “Siempre tiras una de más… Y la Carola de Moras ya me ha llamado tres veces (ríe)”.

/psg