La Bolsa de Nueva York cerró con resultados mixtos este viernes, aprovechando en parte una nueva ola de resultados empresariales, pero sin conseguir repuntar tras una semana agitada.

El índice industrial Dow Jones ganó 0,26%, aprovechando resultados trimestrales superiores a lo previsto para Procter & Gamble y American Express.

En la semana, el Dow Jones se apreció 0,4%, el Nasdaq bajó 0,6% mientras que el S&P 500 se mantuvo estable.

Los índices oscilaron bastante desde el lunes, registrando el martes su jornada más fuerte desde marzo.

Al finalizar una semana “marcada por elementos más neutros que negativos, los mercados tuvieron dificultades para encontrar su equilibrio, tras el golpe de comienzos de octubre que comenzó en el mercado obligatorio y se propagó al mercado de acciones”, destacaron los analistas de JPMorgan.

/gap