Sebastián Dávalos Bachelet y Natalia Compagnon acudieron a los tribunales de Rancagua, quienes fueron reformalizados por la arista de estafa del Caso Caval en contra del empresario Gonzalo Vial Concha, luego de que se efectuara la compra irregular de terrenos en la localidad de Machalí.

A la salida de la audiencia, el hijo de la Alta Comisionada de DD.HH. de la ONU señaló que este proceso “es parte del show de la fiscalía”. Y agregó que “no voy a dar vuelta la página hasta que se haga justicia”. Además, añadió que” yo creo que esta reformalización no es otra cosa que decir que van a investigar”.

“La fiscalía estuvo tres años persiguiéndome y ellos sabían que yo era inocente”, afirma Sebastián Dávalos y agrega que “la fiscalía no tiene ninguna prueba y se niegan a investigar”.

En lo que respecta al proceso en sí, el hijo de Bachelet aseguró que “ha sido agotador” y señaló que “cualquier otro caso similar a este ya tienes juicios realizados. Se puede entender que el gerente general de una empresa sea liberado por esto?

En el mismo tono, deslizó ciertas críticas a los medios de comunicación, recalcando que “a mi me usaron como niño símbolo de la corrupción(…)como sociedad estamos dispuestos a destrozar a la gente”.

Al ser consultado por las repercusiones que tuvo su caso en la aprobación del segundo mandato de Michelle Bachelet, señaló que “no puee haber una persona con tanto poder que determine el resultado de las encuestas”. Al mismo tiempo criticó la gestión del gobierno de su madre y apuntó a que  “cometieron errores que eran corregibles en el área comunicacional. Había gente que no se enteraba de las políticas”.

Por su parte, afirmó que no volverá al mundo político y que se dedicará a trabajar junto a organizaciones no gubernamentales, desarrollándose en el “ámbito social”.

En lo que respecta a Natalia Compagnon, el día de ayer la Corte Suprema rechazó el recurso de nulidad presentado por su defensa, por lo que se confirma el cierre del caso.

Para el 30 de noviembre, a las 9.00 horas, quedó fijada la audiencia de reformalización de Natalia Compagnon y Sebastián Dávalos.