Entre las numerosas teorías conspirativas que circulan en Internet, pocas despiertan tanto interés como aquellas que abordan la supuesta relación entre el poder mundial y civilizaciones extraterrestres.

Una de ellas afirma que la verdadera motivación de Estados Unidos a la hora de invadir Irak en 2003 fue la de acceder a antiquísima tecnología OVNI escondida en la región.

Esta hipótesis sostiene que existían, ocultas en territorio iraquí, milenarias máquinas utilizadas por los Anunnaki para trasladarse desde su planeta hasta la zona, antiguamente poblada por los babilonios.

Según esta teoría, habrían sido los extraterrestres los responsables de transmitir valiosísima información tecnológica a las civilizaciones mesopotámicas de la época.

Originalmente el gobierno norteamericano justificó la invasión alegando que el país, gobernado en ese momento por Saddam Hussein, estaba desarrollando armas de destrucción masiva y había ayudado a financiar a Al-Qaeda.

En la actualidad, tras demostrarse que ninguno de estos hechos era cierto, se estima que el verdadero motor para el ataque fue el petróleo iraquí.

No obstante, algunos amantes de la conspiración insisten en que el ejército norteamericano buscaba en realidad los portales interplanetarios fabricados por los Anunnaki.

Muchos soldados del país del norte han afirmado, al regresar de la guerra, que en los cielos del desierto se podían ver extrañas luces sobrevolando el área en conflicto.

/gap