Con una demanda que superó en más de 5,5 veces la oferta puesta a disposición del mercado, equivalente a un exceso de US$ 2.400 millones y a una demanda total de US$3.026 millones, Falabella finalizó este viernes su colocación de acciones. Con este resultado, el free float de la compañía subió un 11%, diversificando su base accionaria, a la que se sumaron importantes fondos internacionales.

A través de un libro de órdenes, la empresa subastó 49,7 millones de acciones, a lo que se sumó la venta simultánea de 21 millones de acciones en oferta secundaria, de propiedad de Inversiones Los Olivos S.A. El directorio de Falabella fijó el precio de la acción en $5250 cada una, con lo cual la recaudación en esta etapa ascendería a US$ 550 millones. Del total, un 58% fue suscrito por inversionistas internacionales, incluyendo hedge funds, fondos institucionales de largo plazo, fondos soberanos y fondos de pensiones regionales. El remanente (42%) fue suscrito por inversionistas locales, dentro de los que se destacan AFPs, compañías de seguros, fondos mutuos y retail.

Tras el cierre del libro de órdenes, esta mañana se materializó la subasta en la Bolsa de Comercio de Santiago y comenzó el periodo de opción preferente para todos quienes conformen la base actual de accionistas de la empresa. Dicho periodo se extenderá por 30 días, hasta el 17 de noviembre del presente año. Será durante este periodo que el pacto controlador suscribirá los cerca de US$ 100 millones comprometidos desde el inicio del proceso. Tras ello, la recaudación total de la capitalización sería de US$ 656 millones.

Para presentar a los inversionistas extranjeros la estrategia de la compañía, que busca transformar a Falabella en un ecosistema digital apalancado en sus capacidades físicas, tres equipos se desplegaron de forma simultánea en nueve ciudades de Europa, Estados Unidos y América Latina, donde se reunieron con cerca de 100 instituciones en las últimas semanas.

El gerente general de SACI Falabella, Gaston Bottazzini, señaló que “en un contexto de alta volatilidad de los mercados globales, la alta recepción que tuvimos es una muestra de confianza en el plan que estamos adoptando para consolidar a Falabella como la plataforma online y offline líder de América Latina”.

Agregó que “estamos muy contentos de haber pasado por este proceso, pues nos dio la oportunidad de compartir nuestra estrategia tanto con los accionistas actuales como con los que se suman a partir de hoy. Las reuniones con ellos nos permitieron, además, recibir su feedback y, a partir de eso, contar con una base de inversionistas que respalda y está comprometido con nuestra estrategia de largo plazo”.

El gerente corporativo de Finanzas de SACI Falabella, Alejandro González, comentó que “con esta operación diversificamos la base accionaria de la compañía, con una participación elevada de fondos internacionales que en su mayoría se incorporan como nuevos accionistas, lo que va en línea con nuestro objetivo de tener una empresa cada vez más internacional. En este proceso nos ayudó que la compañía haya realizado 3 colocaciones de bonos internacionales en los últimos 5 años, junto a nuestra estrategia y actividad permanente de relacionamiento con inversionistas. Todo ese trabajo previo facilitó el gran interés de importantes fondos extranjeros y locales”.

Los recursos levantados en el aumento de capital serán utilizados para transformar a Falabella en un ecosistema digital que dé una respuesta integral a los clientes. El plan para lograrlo incluye, entre otros, la compra y desarrollo de Linio; el desarrollo de la franquicia Ikea en Chile, Perú y Colombia; la optimización de las capacidades logísticas y de medios de pago de los negocios de la compañía, e inversión en ciberseguridad y data analytics para entregar una oferta personalizada.