Universidad de Chile derrotó por 2-0 a Everton de Viña del Mar y quedó cuarto, a una unidad de Antofagasta y dos de Universidad de Concepción, es decir en la antesala de la zona de clasificación a Copa Libertadores.

Dos goles de Ángelo Henríquez fueron el expediente para que los azules sacaran de carrera al conjunto viñamarino, que no tuvo demasiada inspiración para sorprender a un equipo universitario bien parado en el fondo, y que contó con la claridad de su goleador para llevarse la victoria.

Primero con un centro de Francisco Arancibia (18′) y luego con una gran jugada individual (73′), el doblete de Ángelo puso a los azules en una posición de gran expectativa después de una depresión que amenazó dejarla fuera de torneos internacionales.

El calendario pondrá a los azules frente a Universidad Católica el próximo sábado, pero después depara equipos de la zona baja de la tabla.