La PDI investiga el homicidio por estrangulamiento de un hombre de 67 años, crimen que quedó al descubierto anoche en la comuna de Quilpué. El cuerpo fue encontrado semidesnudo y con sacos de cemento sobre su espalda y la cabeza.

De acuerdo al reporte de la policía, un amigo llegó al domicilio de la víctima en la población Pompeya y, tras llamar insistentemente y no obtener respuesta, ingresó a la vivienda y encontró el cadáver sin pantalones ni ropa interior.

No sólo eso, además el cuerpo tenía cinco sacos de cemento sobre la espalda y la cabeza. Peritajes posteriores arrojaron que la causa de muerte sería, preliminarmente, la asfixia por estrangulamiento, aunque aún falta la confirmación de la autopsia.

Por instrucciones de la fiscalía local, la investigación quedó a cargo de la Brigada de Homicidios de la PDI. En cuanto a los motivos del crimen, se sospecha de un robo, ya que la vivienda estaba en completo desorden.

/gap