BUONA NOTE O BUENAS NOCHES EN ESPAÑOL

Una buena noche pasó Universidad Católica, en el Estadio San Carlos de Apoquindo,

con el excelente juego del mejor jugador de la cancha, Diego Buonanotte, logrando un  estrecho triunfo sobre su más cercano perseguidor Universidad de Concepción, que viene desarrollando una gran campaña de manos del joven técnico Francisco Bozán y apoyado por el ex católica Pablo Lenci.

Los cruzados de Apoquindo llegaban al encuentro frente al equipo penquista, a su primera

final anticipada, con un equipo “alternativo”, dada las bajas y suspendidos jugadores titulares. Digo final porque los amarillos del Bio-Bio venían pisándole los talones después de dejar 3 puntos fuente a Huachipato.

El primer tiempo pasó sin pena ni gloria salvo algunas llegadas de poca monta como en el minuto 23 cuando Luciano Aued con tiro libre de  mucho efecto complicó al meta Muñoz.

También cuando en el minuto 30 sale un pase al área para el cabezazo de “Sacha” Sáez, quién la entrega en las manos del portero penquista. Sería buenos que Sáez viera algunos videos de los goles de cabeza de Iván Zamorano, ahí se dará cuenta como cabeceaba con el alma y el corazón. Así se hacen los goles Sr. Sáez. La única llegada de peligro al arco cruzado aparece en el minuto 45. Por eso mi comentario en Radio Santiago dije que había sido un primer tiempo “FOME” y que parecía que ambos equipos se conformaban con el empate.

Llega el segundo tiempo y los primeros 15 minutos siguen igual de fome, posteriormente el encuentro cambia con mayor velocidad de ambos equipos, teniendo como resultado la gran jugada colectiva de los cruzados que en el minuto 63 un disparo al arco de Muñoz que logra atajar, pero el balón rebota y permite que el joven Andrés  Vilches, anote el primer y único gol de Católica. La réplica de los amarillos viene al minuto 70, que  ataja soberbiamente del arquero Dituro, impidiendo el empate penquista.

El próximo Sábado a las 12:00 horas será la segunda final anticipada, cuando Universidad Católica enfrente en el clásico,  a Universidad de Chile, que viene en alza después de ganar 2X0 a Everton de Viña del Mar.

Mención aparte merece destacar la valentía del “Chapa” Fuenzalida que a pasar de sangrar profusamente, después de chocar con un “cabeza   dura” penquista, siguió en la cancha hasta terminar el encuentro y celebrar con sus compañeros, el triunfo de esta primera final anticipada

Fernando Ocaranza Yñesta

Hincha Cruzado