Donald Trump advirtió que su Gobierno está haciendo “todos los esfuerzos posibles” para evitar que “la avalancha de extranjeros ilegales” crucen la frontera con México, y les advirtió que, de llegar, las autoridades estadounidenses no aceptarán su entrada.

“Las personas deben solicitar asilo en México primero, y si no lo hacen, EE.UU. los rechazará. ¡Los tribunales están pidiendo a EE.UU. que haga cosas que no son factibles!”, afirmó el presidente de Estados Unidos a través de su cuenta de Twitter, en alusión a la caravana de inmigrantes que hace días partió de Honduras hacia territorio estadounidense.

La caravana de migrantes hondureños que se dirige a la frontera con Estados Unidos, llegó este domingo a la ciudad mexicana de Tapachula mientras las autoridades de migración les instan a regularizar su estatus legal.

Al menos 2.000 miembros de la caravana que lograron superar las exigencias migratorias impuestas por México salieron a primera hora del paso fronterizo de Ciudad Hidalgo (México) para una jornada a pie de unos 40 kilómetros hasta Tapachula, donde pernoctarán.

El objetivo de la caravana es alcanzar la frontera de México con Estados Unidos, lo que supone un recorrido de 2.000 kilómetros hacia la zona noreste o de casi 4.000 kilómetros si se opta por la ruta del noroeste que lleva a Tijuana.