Que la izquierda y el Partido Comunista en particular, es quién dicta lo que debe o no debe hacerse en materia de Derechos Humanos, es una realidad que no tiene discusión. Lo anterior quedó más que demostrado, cuando ordenó públicamente al Gobierno, sobre las medidas disciplinarias que debía tomar, por el supuesto homenaje al Brigadier Krassnoff. Por lo contrario la Derecha en esta materia, normalmente guarda silencio o acata sumisa, la posición comunista.
Algunos cientistas politicos aseguran que la pasividad de la Derecha en materia de Derechos Humanos, partió el día del cruel asesinato terrorista en democracia, del Senador Jaime Guzmán, y que después de ese terrible episodio por temor a perder su vida, ningún político de la Derecha, se atrevió a alzar la voz para impedir por ejemplo que los terroristas que imperaron antes, durante el Régimen Militar, la izquierda sin oposición los transformara en inocentes víctimas y en los héroes de la patria. Situación que con seguridad no habría sucedido, si el Senador Jaime Guzmán no hubiera sido asesinado por éstos.
La verdad que tiene bastante asidero lo aseverado por estos cientistas políticos, considerando que al Senador Guzmán, los terroristas lo asesinaron días después de su discurso pronunciado en el Senado, en el cual se oponía a una ley de amnistía para los terroristas, los mismos que hoy utilizando los Derechos Humanos, son victimizados y millonariamente indemnizados por todos los chilenos, sin discusión ni oposición de la Derecha.

Dr.Jaime Manuel Ojeda Torrent
PhD.Universidad Libre de Bruselas