Inmediato repudió generó en diversas autoridades del Gobierno la quema de cuarto buses del servicio de transportes RED, ex Transantiago, durante las manifestaciones ocurridas ayer en la Región Metropolitana.

Decenas de personas se congregaron desde temprano en distintos sectores de la capital para exigir la liberación de los detenidos en el contexto de la crisis social, considerando además que un par de días senadores de oposición ingresaron un proyecto que busca el indulto para dichos casos.

De acuerdo al último reporte de Carabineros, los incidentes dejaron 17 detenidos en la RM, aunque ninguno de ellos por los destrozos a las maquinarias.

Este tipo de ataques al transporte público no son nuevos. Algunos ya venían ocurriendo desde hace un par años, sin embargo la situación de complicó con las manifestaciones derivadas del estallido social del 18 de octubre de 2019.

Según señalan las cifras enviadas a Emol desde el Directorio de Transporte Publico Metropolitano (DTPM), 109 buses han sido quemados en la RM desde el 18-O, generando millonarias pérdidas. De estos hechos, 65 ocurrieron durante el 2020.

Desde el directorio informaron además que cada uno de los cuatro buses eléctricos RED quemados ayer en Estación Central tiene un avalúo de US$350 mil, equivalentes a casi $260 millones. También que tres de las máquinas pertenecen a la empresa STP (Foton), una a Metbus (BYD), y que con el incendio se dejará de transportar a 1.500 usuarios al día.

Esta mañana el intendente metropolitano Felipe Guevara anunció la presentación de una querella por los hechos y señaló que, de acuerdo a lo analizado, la quema se habría debido a la “rápida acción de entre 25 y 30 sujetos”, quienes abordaron las máquinas para luego indicar a conductores y pasajeros que debían descender: “No se observa una emboscada, sino que más bien algo espontáneo”.

En tanto, el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, descartó cualquier tipo de demanda social tras el hecho.

“Vamos a ser implacables en poder tener todos los antecedentes, ya están trabajando las policías con la evidencia para poder determinar quiénes están detrás de este tipo de hechos lamentables y para que el día de mañana no vengan a que esa persona está privada de libertad por haber dicho lo que pensaba, por una ideología, no. Si estas personas van a estar el día de mañana privadas de libertad va a ser por hacer un daño grave al transporte público de Santiago”, cerró.

/psg