Tras el anuncio del Presidente Sebastián Piñera a través de cadena nacional sobre la reforma al sistema de pensiones, uno de los puntos que más llamó la atención fue el aumento del 4% de cotización obligatoria.

Para entender esto, hay que recalcar que el sistema actual de pensiones obliga a que del sueldo bruto del trabajador se le descuente un 10% de sus remuneraciones o rentas. Este dinero es colocado en una Cuenta de Capitalización Individual (administrado por una AFP), donde se busca aumentarlo en base a la rentabilidad respecto al fondo en que esté el trabajador.

Con esta nueva medida, será el empleador el que asumirá el costo de llevar el porcentaje de cotización desde un 10% hasta un 14%, por lo que el sueldo líquido del trabajador no se verá afectado por la medida.

Cabe destacar que de acuerdo a lo expresado por Piñera, todo esto se hará de forma gradual, para evitar que tenga un impacto en la fuerza de trabajo del país.

Además, según el Mandatario, con esta decisión se aumentarán en un 40% las pensiones de todos los trabajadores del país.

/gap