Una multitudinaria despedida tuvo Ana González, una de las fundadoras de la Agrupación de Familiares Detenidos Desaparecidos, en el Cementerio Católico.

Hasta el camposanto llegaron familiares y amigos de la mujer, como distintos dirigentes sociales para acompañarla en su adiós.

Aplausos y gritos de “justicia, verdad, no la impunidad”, se escucharon en el lugar.

Cabe recordar que González falleció a los 93 años y nunca pudo encontrar a su esposo, sus dos hijos y su nueva embarazada, desaparecidos en la dictadura.