El iPhone XR ha llegado a las tiendas y estamos conociendo diferentes pruebas que están midiendo la capacidad de resistencia del nuevo teléfono de Apple, incluso a la hora de sufrir una caída accidental, algo más común de lo que nos gustaría. En este caso nos hacemos eco de dos pruebas de caída accidental del iPhone XR.

Ayer precisamente nos hacíamos eco de otra prueba, en este caso de resistencia, del iPhone XR. En ella el smartphone de Apple debía enfrentarse a auténticos “actos vandálicos” como enfrentarse a arañazos, fuego o incluso a una fuerza capaz de doblarlo.

Prueba de caída accidental del iPhone XR ¿cómo se ha comportado?

Hoy nos hacemos eco de dos pruebas, que han medido la resistencia del iPhone XR a la hora de sufrir una caída accidental, aunque en ambos casos como os podéis imaginar las caídas son más que premeditadas. Y como podréis observar en ellas, la cámara de fotos es uno de los componente más vulnerables de todos, al menos su cristal. Porque parece que la barriga con la que sobresale la cámara del resto del cuerpo del teléfono es la responsable de que uno de los primeros cristales que se rompa o arañe en una caída, es el de la cámara, al menos en una de las pruebas.

En otra de las que nos hacemos eco hoy podemos ver al iPhone XR caer cada vez desde una altura mayor, con las lógicas consecuencias que tiene esa condición para la integridad del teléfono. En la comparativa de caída frente al iPhone 8 se pueden observar importantes diferencias. En general podemos ver que eliPhone XR se comporta muy bien a una altura normal o media, sufriendo pocos daños en su cuerpo, principalmente en el marco de aluminio al caer de lado o de pie. Mientras que el iPhone 8 en una de las caídas más violentas rompe su cristal trasero, e incluso parte de su frontal, dejando al descubierto el interior del teléfono.

Eso sí, en la prueba de caída más dura de todas, el iPhone XR no puede resistir el golpe, acabando con todo su cristal trasero roto, incluso saltando parte del cuerpo del teléfono de su zona trasera, y sobre todo viendo cómo deja de funcionar el táctil de la pantalla. Esta se enciende, pero queda completamente inutilizable. La conclusión, es que tanto con la prueba de resistencia de ayer como en las de caída de hoy, el iPhone XR se comporta bastante bien, siendo un móvil resistente a pesar de su frágil aspecto. Eso sí, siempre y cuando las caídas se produzcan en el ámbito normal del día a día, y no adrede como en ese caso. No te pierdas el análisis del iPhone XR que hemos realizado para vosotros.

/psg