El presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Alfonso Swett, destacó el anuncio del proyecto de reforma previsional emitido ayer por el Presidente Sebastián Piñera. El dirigente gremial valoró la iniciativa “al fortalecer la capitalización individual y responder el llamado de la sociedad por más solidaridad. La propuesta del Gobierno se hace cargo de desafíos importantes del país”. Apuntó, en tal sentido, a los cambios exhibidos por el país en materia demográfica. “En 1990 teníamos 6 trabajadores activos por cada persona mayor de 60 años, pero hoy solo tenemos 3 trabajadores activos por cada mayor de 60 años, y en algunos años serán incluso menos”, consignó.

El Mandatario precisó este domingo que el proyecto, entre otros aspectos, eleva el ahorro previsional de los trabajadores, mediante el aporte adicional y mensual del 4% del sueldo de cada trabajador, que será financiado por los empleadores. Este mayor aporte crecerá en forma gradual, y en régimen va a significar un aumento del 40% en las pensiones de todos los trabajadores. A su vez, se busca fortalecer el Pilar Solidario, que crecerá gradualmente hasta llegar a un 40% y va a pasar del 0,8% actual a un 1,12% del PIB, y significará un incremento del gasto público cercano a los US$ 1.000 millones. Ello, indicó el Jefe de Estado, “nos permitirá mejorar inmediatamente la Pensión Básica Solidaria y el Aporte Previsional Solidario en un 10%, y estos continuarán creciendo en función de la edad del pensionado, hasta un 50% a la Pensión Básica Solidaria y hasta más de un 70% el Aporte Previsional Solidario.

Respecto a este punto, Swett comentó que el Gobierno también ha asumido “la demanda de la sociedad por más solidaridad, la que se hará con los impuestos de todos los chilenos”. Según aseveró, “representa un primer paso, ya que el proyecto debería considerar que las revisiones deberán ser constantes. Eso debería ser un pilar estructural del sistema, que lamentablemente no lo fue en el pasado y hoy estamos pagando esos costos”.