El Tercer Tribunal Oral en lo Penal de Santiago volvió a condenar a Alejandro Carvajal Gutiérrez como autor del incendio que afectó la sede de Universidad Pedro de Valdivia, ubicada en las cercanías de Plaza Baquedano, a fines de 2019 y en medio de las manifestaciones gatilladas tras el estallido social.

A diferencia de lo dispuesto luego del primer juicio, ahora el tribunal coincido con lo argumentado por la fiscalía Oriente y querellantes, considerando que el delito fue consumado y no en grado de frustrado. Así también, se reconoció la agravante de conmoción pública.

El hecho en cuestión ocurrió en medio de las protestas que gatilló el estallido social del 18 de octubre de 2019. Por ello, se condenó a Carvajal en un comienzo a cumplir tres años y un día bajo libertad vigilada intensiva.

Esto último generó que tanto el Ministerio Público, como intervinientes, presentaran recursos para contar con un nuevo juicio, lo cual fue ordenado por la Corte de Apelaciones de Santiago. Según señaló en su oportunidad el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, el objetivo para la cartera era lograr “una pena restrictiva de libertad”.

De acuerdo a la primera acusación de la fiscalía, que solicitaba cinco años de presidio efectivo, los hechos ocurrieron pasadas las 19:00 horas del 8 de noviembre, cuando el condenado, de entonces 19 años, “se encontraba participando de una manifestación que se llevaba a cabo en las inmediaciones de Plaza Baquedano”.

El joven, relata el escrito, ingresó junto a otros sujetos no identificados al inmueble ubicado en avenida Vicuña Mackenna, “lugar donde un incendio intencional se propaga a diversas dependencias del edificio”.

“El acusado, en circunstancias que las llamas quemaban unas cortinas del inmueble, se aproxima y arroja un líquido combustible acelerante que se contenía en un recipiente que llevaba consigo, contribuyendo a aumentar y expandir el fuego que ya se había iniciado al interior del edificio, para luego darse a la fuga del lugar, siendo posteriormente detenido”, sostuvo el ente persecutor.

/psg