El ministro del Interior, Rodrigo Delgado, se refirió esta mañana a los incidentes registrados ayer en la capital, donde desconocidos quemaron cuatro buses del transporte público en la intersección de la avenida Libertador Bernardo O’Higgins con Las Rejas, en el sector de Estación Central.

“Esto ocurre en un lugar que conozco muy bien, es lamentable, no tengo el recuerdo de una quema tan masiva de buses. Con esto solo pierde la gente más vulnerable, la gente que tiene que levantarse muy temprano en la mañana para llegar a sus trabajos, la gente que llega muy tarde a sus casas luego de trabajar. Son cerca de 1500 usuarios que pierden estos buses”, dijo el ministro Delgado, quien hasta hace unos meses fuera alcalde de esa comuna.

En esa línea, el secretario de Estado apuntó que “el titular el día de mañana no es ninguna reivindicación social. Ustedes no ven hoy en los medios que esa quema de buses haya reivindicado las pensiones o la salud o la educación. No, esto es delincuencia, es lumpen es hacer daño las personas que más lo necesitan”.

Además, Delgado lo relacionó con la solicitud de indultar a las personas que hayan sido detenidas en medio de manifestaciones por el estallido social. Idea que se materializó en un proyecto de ley presentado por senadores de oposición.

“En este contexto también linkearlo con esta solicitud que existe de indultos de personas. Las personas que han cometido delitos no son presos políticos, las personas que están privadas de libertad lo están por haber cometido delitos justamente como la quema de buses”, dijo, y agregó: “Vamos a ser implacables en tener todos los antecedentes. Ya está trabajando las policías, con las evidencias, para poder determinar quienes están detrás de este tipo de hechos”.

“Y por supuesto, que el día de mañana no vengan a decir ‘oye estás personas están privadas de libertad por haber dicho lo que pensaban, por una ideología’. Si estás personas el día de mañana están privadas de libertad es por haber hechos un daño grave al transporte público”, afirmó.

Por su parte, el general director de Carabineros, Ricardo Yáñez, dijo “el quemar cuatro buses, cuatro medio de transporte, es un atentado al desplazamiento libre de las personas que tienen que concurrir a sus lugares de trabajo”.

“Los graves hechos de violencia ocurridos en el centro de Santiago afectan a muchas personas que quieren trabajar, que quieren desarrollar su vida en forma normal, que quieren recuperar sus fuentes de trabajo. Lo único que generan es daño, generan temor, y nosotros vamos a seguir trabajando, vamos a seguir entregando los mejores de nuestros esfuerzos. No vamos a bajar los brazos porque los delincuentes están donde tienen que estar: presos en las cárceles para poder entregar paz y tranquilidad a la ciudadanía”, añadió el jefe de la policía uniformada.

/psg