El presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunció que asistirá el próximo 1 de enero a la toma de posesión como nuevo gobernante de Brasil de Jair Bolsonaro, que ganó este domingo la segunda vuelta de los comicios presidenciales de ese país, con más del 55 % de los votos.

 En declaraciones a los periodistas, Piñera confirmó asimismo que Chile será el primer país que visitará el político brasileño luego de su toma de posesión.

Piñera hizo públicos algunos contenidos de una conversación que mantuvo este lunes con Bolsonaro, a quien llamó por teléfono para reiterarle sus felicitaciones por el triunfo electoral y la invitación a que visite Chile que había expresado el mismo domingo a través de las redes sociales.

Sebastián Piñera

Sebastián Piñera

En la oportunidad, el gobernante chileno invitó también a Bolsonaro a trabajar unidos, “con voluntad, fuerza y visión de futuro en favor del bienestar de nuestros pueblos y la integración“.

En la conversación del lunes, que se extendió por unos cinco minutos, dijo Piñera, abordaron temas relativos a la relación bilateral, entre ellos el corredor bioceánico y el Tratado de Libre Comercio (TLC) suscrito hace unos días por ambos países.

Jair Bolsonaro (AFP)

Jair Bolsonaro (AFP)

“Lo felicité por un acto democrático de la sociedad brasileña que fue impecable, por su gran triunfo electoral y también conversamos de temas que nos interesan a los dos países, y por supuesto me confirmó que iba a visitar Chile”, precisó Piñera.

En Brasilia, más temprano este lunes, el diputado Onyx Lorenzoni, un estrecho colaborador del presidente electo de Brasil, había confirmado que Chile será el primer país que visitará Jair Bolsonaro después de asumir el poder. Con esto queda confirmado que el primer destino no será Argentina, como es (o era) tradición en los mandatarios brasileños electos.

/gap