El Mercurio de Santiago en su edición del jueves 25 nos cuenta que la 2° Sala de la Corte Suprema absolvió a un ex oficial de Ejercito, quién tenía 22 años, acusado de matar al mirista Claudio Rodriguez Muñoz en noviembre de 1974.-
Cuales fueron los hechos: “Al llegar al lugar, el mirista les lanzó una granada de guerra que sacó entre sus ropas. El artefacto explosionó y las esquirlas alcanzaron a Torres León, quién respondiócon su arma de servicio, una pistola Colt calibre 7.65. Le dio un tiro en la cabeza que le causó la muerte.”
“El Ministro Mario Carroza lo condenó por homicidio calificado a 5 años de presidio menor en su grado máximo. Luego la Corte de Apelaciones lo condenó por homicidio simple. Y la Segunda Sala de la Corte Suprema lo absolvió por considerar que actuó en “legítima defensa””.
Este somero relato, solo para destacar y demostrar la falta de justicia para con los militares en causas de DDHH, el tribunal de primera instancia lo condena a la cárcel a sabiendas, por el relato del hecho, que el oficial lo único que hizo fue defenderse. Felizmente la Corte Suprema enmendótamaña injusticia.
Así, como en este caso, un sinnúmero de militares inocentes cumplen condenas en Punta Peuco. Gracias a Dios, pareciera que nuevos vientos están soplando en la judicatura.
Es por esta razón que los prisioneros que están en Punta Peuco son “Presos Políticos Militares”.
Atentamente

Carta al diario El Mercurio de Alejandro Niklitschek Heck