Airbus SE (símbolo bursátil: AIR) ha anunciado sus resultados financieros consolidados de los primeros nueve meses de 2018 (9m) y ha actualizado las previsiones para el ejercicio.

“Los resultados de los primeros nueve meses reflejan principalmente el buen rendimiento del A350 y el perfil de entregas de los aviones. A pesar de que entregamos más aviones que el año anterior, aún nos queda mucho por hacer para cumplir nuestros compromisos”, ha afirmado el Chief Executive Officer de Airbus, Tom Enders.

“En el A400M estamos avanzando con las capacidades militares, las entregas y el retrofit. Las conversaciones para la modificación del contrato progresan, pero lo hacen a un ritmo algo menor del planificado.

Nuestro principal objetivo operativo sigue centrado en las entregas de aviones comerciales y en asegurar el aumento de la producción del A320neo”. El 1 de julio de 2018 se consolidó en Airbus el programa de los aviones A220.

Los pedidos netos de aviones comerciales ascendieron a 256 (9m 2017: 271 aviones) y los pedidos brutos, a 311 aviones, incluyendo 58 A350 XWB. Los cimientos industriales siguen siendo sólidos con un total de 7.383 aviones comerciales en la cartera de pedidos de Airbus a 30 de septiembre de 2018(3).

Los pedidos netos de helicópteros ascendieron a 230 (9m 2017: 210 unidades), incluyendo 6 Super Pumas y 36 H145 solo en el tercer trimestre.

Los pedidos recibidos de Airbus Defence and Space durante los 9 primeros meses de 2018 ascendieron a unos 5.000 millones de euros, cifra que incluye el contrato de los drones Heron TP de Alemania.

Los ingresos consolidados aumentaron hasta los 40.400 millones de euros (9m 2017: 38.000 millones de euros(1)), impulsados principalmente por Airbus, e incluyen los cambios en el perímetro.

Las entregas de Airbus alcanzaron un total de 503 aviones comerciales (9m 2017: 454 aviones) y comprendieron 8 aviones A220, 395 aviones de la familia A320, 31 aviones A330, 61 aviones A350 XWB y 8 aviones A380. Airbus Helicopters entregó 218 unidades (9m 2017: 266 unidades) y tuvo unos ingresos estables sobre una base comparable.

Según la base declarada, los ingresos de Helicopters reflejaron el cambio de perímetro de la venta de Vector Aerospace a finales de 2017.

Los ingresos de Airbus Defence and Space reflejaron la estabilidad del negocio principal y el cambio en el perímetro, debido principalmente a la venta de Defence Electronics en febrero de 2017 y de Airbus DS Communications, Inc. en marzo de 2018.

El EBIT ajustado consolidado –una medida alternativa de rendimiento e indicador clave que registra el margen subyacente del negocio excluyendo los gastos o beneficios derivados de movimientos en las provisiones en relación con programas, reestructuración o efectos de los tipos de cambio, así como plusvalías/minusvalías resultantes de la enajenación y adquisición de empresas– ascendió a un total de 2.738 millones de euros (9m 2017: 1.208 millones de euros(1)).

El EBIT ajustado de Airbus de 2.340 millones de euros (9m 2017: 806 millones de euros(1)) se vio impulsado por el rendimiento del A350 y por el aumento de las entregas, especialmente del A320neo.

Se entregaron un total de 222 aviones del programa A320neo en comparación con los 90 aviones entregados en los nueve primeros meses de 2017. En cuanto al programa A330neo, el A330-900 recibió la certificación de tipo de la Agencia Europea de Seguridad Aérea en septiembre y en breve tendrá lugar la primera entrega.

Al mismo tiempo, el programa A350 está avanzando a buen ritmo para alcanzar la tasa de producción mensual de 10 aviones prevista para el final de 2018. Los costes recurrentes del programa A350 siguen evolucionando satisfactoriamente y el A350-1000 está sacando partido de la curva de aprendizaje del A350-900.

El EBIT ajustado de Airbus Helicopters se incrementó hasta los 202 millones de euros (9m 2017: 161 millones de euros(1)) reflejando una sólida ejecución subyacente del programa, lo que compensó unas entregas menores.

El EBIT ajustado de Airbus Defence and Space fue de 409 millones de euros (9m 2017: 397 millones de euros(1)), una cifra que refleja la estabilidad del negocio principal y la solidez de la ejecución de los programas. El EBIT ajustado de la división se mantuvo en general estable sobre una base comparable.

En el A400M Airbus está progresando en las capacidades militares y en el plan de entregas y de retrofit. Airbus está cumpliendo los objetivos que se fijaron en febrero de 2018 en el marco de la declaración de intenciones (DoI) acordada con la OCCAR y las naciones, pero las gestiones para que la DoI se convierta en una modificación del contrato avanzan a un ritmo algo más lento del planificado.

Siguen existiendo riesgos, concretamente, en cuanto al desarrollo de las capacidades técnicas a un nivel de exportación suficiente dentro del plazo, así como en cuanto a la fiabilidad operativa de los aviones –especialmente en cuanto a los motores– y a la reducción de costes con arreglo a la línea de referencia revisada.

Los gastos de I+D autofinanciado consolidados ascendieron a un total de 2.103 millones de euros (9m 2017: 1.918 millones de euros). El EBIT consolidado (declarado) ascendió a 2.683 millones de euros (9m 2017: 1.673 millones de euros(1)) incluyendo ajustes por un total neto de -55 millones de euros, prácticamente sin variación desde el 30 de junio.

Estos ajustes comprendieron:  Una actualización de la provisión para el A400M hasta los 105 millones de euros que refleja principalmente el aumento de precios y que supone un incremento de 7 millones de euros, en comparación con la provisión de 98 millones de euros del primer semestre de 2018;  23 millones de euros negativos procedentes de los primeros helicópteros H160;  109 millones de euros negativos relacionados con el cumplimiento y otros costes;  Un efecto positivo de 26 millones de euros por el desajuste de pagos en dólares previos a la entrega y la revaluación del balance;  Una plusvalía neta de 156 millones de euros por las desinversiones de Airbus Defence and Space