La química que proyectan el príncipe Harry y Meghan ha sido motivo de cientos de titulares en la prensa mundial. Sus miradas, su caminar y los susurros son situaciones que rompen los protocolos bajo los que se rige la realeza.

Sin embargo, ellos parecen vivir al margen de esas normas fuera de época y recientemente llamaron la atención gracias al gesto que tuvo Harry cuando abordaban un avión para volar de Australia a Nueva Zelanda.

En imágenes del momento en el que suben al avión en Sidney rumbo a Wellington se ve al príncipe dar el paso a su esposa embarazada y caminar tras ella aparentemente tocando su trasero.

Este gesto ha llamado la atención de la prensa internacional, rompe aquella norma protocolaria que prohíbe las muestras de afecto de la pareja.