Corea del Norte señaló que contempla la posibilidad de reanudar su programa atómico si Estados Unidos no muestra una actitud más favorable en el proceso de diálogo abierto entre ambos países para la desnuclearización de la península.

Pionyang lanzó esta advertencia a EEUU a través de un comunicado de un alto cargo del Ministerio de Exteriores, distribuido por la agencia estatal KCNA en un momento marcado por la falta de avances en las conversaciones entre ambos países.

“Si Estados Unidos mantiene su comportamiento arrogante sin mostrar ningún cambio en su posición (…), la RPDC (República Popular Democrática de Corea, nombre oficial del país) podría añadir modificaciones en la línea estatal de la estrategia económica adoptada en abril“, señala el director del Instituto de Estudios Americanos del Ministerio norcoreano, Kwon Jong-gun, en la nota.

Kim Jong-un

Kim Jong-un

Como resultado, la palabra ‘pyongjin’ aparecería de nuevo y el cambio de línea sería seriamente reconsiderado“, añade el comunicado, en alusión al término empleado por el régimen para referirse al plan de perseguir en paralelo el crecimiento económico y el desarrollo de su programa nuclear, una estrategia modificada el pasado abril para dar prioridad a lo económico.

El diálogo sobre el proceso de desarme norcoreano se ha estancado tras la cumbre de junio en Singapur entre el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente estadounidense, Donald Trump, en la que Washington se comprometió a garantizar la supervivencia del régimen a cambio de su desnuclearización.

Desde entonces Pionyang viene reclamando la firma de un tratado de paz y el levantamiento de sanciones para seguir desmantelando su programa de armas, al tiempo que la Casa Blanca ha demandado gestos de mayor calado al régimen que demuestren su compromiso con la desnuclearización.

Donald Trump (Reuters)

Donald Trump (Reuters)

El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, tiene previsto conversar la próxima semana con su homólogo norcoreano, Ri Yong-ho, para tratar la posibilidad de que inspectores internacionales entren a Corea del Norte para examinar centros de pruebas nucleares.

Así lo anunció Pompeo en una entrevista concedida esta semana a la cadena estadounidense Fox, en la que se refirió a su viaje a Pionyang de principios de este mes y a la promesa que le hizo el líder norcoreano, Kim Jong-un, para permitir la entrada de inspectores extranjeros, incluidos estadounidenses, a dos centros de pruebas nucleares.

En la misma línea, los servicios de inteligencia surcoreanos señalaron recientemente que Corea del Norte podría estar haciendo preparativos para una visita de inspectores internacionales cuyo objeto sería verificar el cierre de su centro de pruebas nucleares.

/gap