Esta declaración fue hecha al diario el País de España por la ahora diputada comunista Camila Vallejo.

La fecha da lo mismo, es lo qué hacen, lo que piensan y no cambian nunca. Los comunistas no tienen plazo y no respetan la democracia, salvo por conveniencia, como ocurre ahora en Chile.

Por eso idolotran los regímenes de Cuba, Nicaragua, Venezuela. Y ahora Bolsonaro les  da pánico. Por eso lo atacan y lo descalifican, pese a que 47 millones de brasileños votaron por él.

Que sé apronten los que recibieron plata en Chile de Odebretch. Porque la investigación viene.

/gap