La Carrera Docente fue una de las reformas más relevantes y polémicas del gobierno anterior: implica un gasto de US$ 2.300 millones anuales y en un inicio enfrentó una gran oposición, incluso de los profesores, quienes levantaron una de las movilizaciones más grandes del último tiempo.

Pero a poco más de un año de estar en régimen, la ley ya comienza a mostrar cambios positivos en la realidad inmediata de los maestros. Así lo muestra una encuesta que Elige Educar aplicó a más de mil docentes, la que refleja que el 82% de la dotación de colegios municipales vio aumentar sus sueldos, en su mayoría entre $ 101.000 y $ 200.000, gracias al incremento salarial que venía ligado al encasillamiento de los maestros a la nueva carrera.

La encuesta también comprobó que la mayoría de los profesores está de acuerdo con algunas de las medidas que trae la ley, como la formación continua gratuita (85%); la obligación de que las carreras de Pedagogía se acrediten (80%); la existencia de programas de ayuda para los profesores nuevos (76%) y el aumento en los requisitos para estudiar docencia (75%).

/gap