El destacado economista y actual Premio Nobel, Paul Romer, volvió a cuestionar en el reporte anual Doing Business, luego de que en enero de año este expusiera que funcionarios del Banco Mundial modificaron metodologías del ranking y esto perjudicó la posición de Chile durante el mandato de Michelle Bachelet.

En entrevista con Pulso, el otrora economista jefe del Banco Mundial, manifestó que “no podía confiar en la integridad de quienes producían el Doing Business”. Posteriormente, explicó que “no podía probar que se había hecho con deshonestidad, pero había señales preocupantes, que indicaban que no se estaban cumpliendo los altos estándares de integridad que se pretenden”.

Sobre la situación de Chile, el académico argumentó que “se movía constantemente en el listado, porque la manera en la que el Banco Mundial establecía el ranking cambiaba año a año”. En base a esto, Paul Romer añadió que estos cambios no se comunicaban de manera efectiva. “Nuestra obligación no es sólo producir números, sino que, además, explicarle claramente a la gente su significado. El Banco Mundial falló en su trabajo de comunicar lo que significaban los resultados”.

El ranking Doing Business mide la facilidad para hacer negocios. En la versión 2019, publicada el miércoles pasado, Chile ocupó el puesto 56, de un total de 190, bajando un lugar con respecto al año pasado.

Al ser preguntado las motivaciones políticas tras la falta de transparencia en la medición, el experto aseguró que “cuando Chile cayó en el ranking quedó la impresión de que obedecía a que las políticas habían empeorado”. A esto el premio Nobel de Economía aclaró que “la verdad es que Chile caía porque seguíamos cambiando la medición”.

Además, el economista indicó que el ranking Doing Business no debería ser una guía para las políticas públicas nacionales.

/psg