En una rueda de prensa el Ministerio de Asuntos Exteriores de Francia, que encabeza el ministro Jean-Yves Le Drian, se refirió al asilo otorgado el viernes por la Oficina Francesa de Protección a los Refugiados y Apátridas (Ofpra) al exfrentista Ricardo Palma Salamanca, condenado por el asesinato del senador Jaime Guzmán y por su participación en el secuestro de Cristián Edwards, ambos hechos ocurridos en 1991, en democracia, durante el gobierno de Patricio Aylwin.

Sin embargo, según la declaración oficial del ministerio francés, publicada en la página web del organismo, “el caso de Ricardo Palma Salamanca se refiere a la historia de Chile bajo la dictadura de Augusto Pinochet. En este contexto, la Oficina Francesa para la Protección de los Refugiados y los Apátridas ha determinado de manera independiente, en el marco de la legislación francesa, sobre la solicitud de asilo presentada”. La declaración agrega que “La justicia francesa también ha recibido una solicitud de extradición de Palma Salamanca emitida por un juez chileno. El Ministerio de Europa y Asuntos Exteriores no comenta sobre procedimientos en curso”.

El ministerio remarcó las buenas relaciones entre ambos países: “Francia y Chile disfrutan de relaciones bilaterales muy ricas, especialmente en términos económicos y científicos, y un diálogo político sobre los principales asuntos internacionales de interés compartido, en particular la lucha contra el cambio climático y la defensa del sistema multilateral de comercio. Durante su reunión del 8 de octubre, el Presidente de la República (Emmanuel Macron) y su homólogo chileno, Sebastián Piñera, adoptaron una declaración conjunta que fortalece aún más nuestras relaciones, especialmente sobre los desafíos del futuro”.

/gap