Desde que se implementó el Transantiago en el año 2007, el metro de Santiago se ha convertido en el principal medio de transporte en la Región Metropolitana siendo el más utilizado por los habitantes gracias a su considerable reducción de tiempo de traslado.

Es una de las vías más rápidas gracias al ahorro de tráfico y señalizaciones en las calles, la prefieren desde los estudiantes universitarios hasta los profesionales que necesitan llegar a su trabajo todos los días.

De alguna manera, esta situación ha derivado al mercado inmobiliario también siendo uno de los pilares fundamentales en la construcción de departamentos y casas, considerando el aumento de plusvalía que el este medio otorga.

En el gran Santiago existen 6 líneas de metro funcionando en la actualidad (Línea 1, Línea 2, Línea 4, Línea 4A, Línea 5 y Línea 6) que abarcan la mayoría de las comunas de Santiago haciendo que se conecten entre sí y reduzcan los tiempos de distancia que existen entre una y otra.

Estos beneficios hacen que los habitantes prefieran vivir cerca de alguna estación de Metro, construida o en construcción, y por ende el valor de las propiedades aumenta generando una mayor plusvalía.

Para validar estos hechos, un estudio desarrollado en el Centro de Estudios del Conflicto y la Cohesión Social (COES) y publicado por CIPER arrojó que en promedio las ganancias por departamentos vendidos dentro de una distancia máxima de un kilómetro a la redonda de una estación de Metro aumentaron un 25,6 %.

Estos números dejan en evidencia el interés de las personas en adquirir viviendas que se encuentren considerablemente cerca de una estación de Metro, indiferentemente de la comuna o sector.

En este sentido, los dueños de distintas propiedades, bien sea en venta o arriendo de casas y departamentos, consideran este factor para fijar un precio, aumentando considerablemente el valor si la cercanía al Metro es mayor.

Así mismo, otros estudios realizados por expertos del sector inmobiliario evidenciaron un aumento de precios tanto en casas como departamentos, ubicados estratégicamente cercas de las más de 100 estaciones de Metro en la actualidad.

A su vez, se logró evidenciar que el precio aumenta bien sea si la propiedad está cerca de una estación de Metro establecida y en funcionamiento o si está cerca de una futura estación de metro, como serían las estaciones de la línea 3 que aun se encuentra en construcción y con proyecciones de inaugurarse para inicios del año 2019.

Los precios de dichas propiedades se han incrementado entre un 20 % y 50 % desde el año 2014 hasta la actualidad, considerando el valor por metro cuadrado.

Con estos datos se puede demostrar la importancia del Metro de Santiago en el valor de una propiedad, siendo un rango de un kilómetro el considerado para determinar la cercanía del departamento o casa a una estación de Metro.

Cabe destacar que los arriendos o ventas de oficinas también entran dentro de este fenómeno inmobiliario, por lo que sus precios también pueden verse considerablemente influenciados poseen cercanía con alguna estación de Metro.

/Gap