El ministro de Agricultura de Brasil, Blairo Maggi, advirtió que su país podría tomar represalias en caso de que Chile le cierre completamente el mercado a las carnes, en medio de un escándalo de corrupción.

El secretario de Estado dijo que entendería que Chile cerrara las importaciones de los 21 frigoríficos sospechosos de haber vendido productos averiados, pero advirtió que no se quedará de brazos cruzados si el bloqueo es total.

“Si tuviera que tener una reacción más fuerte con Chile, la tendré sin duda alguna”, declaró ante la prensa en Brasilia, asegurando que tiene la autorización del Presidente de ese país, Michel Temer. “El comercio está hecho de codazos. Si tengo que tener una reacción más fuerte con Chile para proteger el mercado brasileño lo haré con total tranquilidad”, resaltó Maggi.

El ministro expresó su voluntad de conversar con todos los países que han suspendido temporalmente la importación de carne, como Chile, Corea del Sur y China, así como con la Unión Europea, para ofrecer explicaciones. “Quiero conversar con cada país, estamos siendo extremadamente transparentes”, señaló.

/gap