Los fans de Kika Silva conocen a Gin casi-casi como si se tratara de un hijo de su ídola. Ya son años de mutua compañía. Algo de eso hay y está perfecto y es hermoso que así sea. El amor por los animales es uno de los más nobles que hay. Ellos son indefensos en la locura que es la rutina, el día a día y este disparatado mundo en el que nos tocó estar. Pero aún para ellos, Kika llevó a sus mascotas donde no se debe.

La modelo compartió una imagen con Gin y Bob en la bañera. La cuenta de Instagram se llenó de comentarios pero pocos fueron positivos. Ni siquiera hubo lugar para los con doble sentido. No hubo sitio para quienes se detuvieran en la supuesta desnudez de quien se pega una ducha ni para recordar lo bella que es. Es que tomaron la cuestión para otro lado y se preocuparon por la salud de la exreina de Viña del mar.

“Es poco higiénico”, “Ten cuidado, los animales tienen diversas infecciones que nosotros”, “por más limpios que estén los perros, ellos llevan parásitos”, “Cuida tu cuerpo, no mezcles”.

¿Qué ocurrió? Para sus seguidores, los animales son seres únicos. Pero hay cuestiones que no pueden obviarse. La higiene es, también, un modo de protegerlos. ¿Kika intentó un simple golpe de efecto de esos que tanto rinden en la redes? Pero esta vez los fans le bajaron el pulgar. Podrían haber pensado que se trataba de una pose, pero algo en la toma (la iluminación, el jabón en la bañera, el conocido y genuino amor de Kika por sus mascotas) los convenció que la escena era cierta. No hubo grandes retos ni censuras ni lecturas desagradables. Simplemente respeto por la salud de Kika. Y la de Gin y Bob.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Maria Silva Sanchez (@kikasilvas) el

/psg