El pasado lunes, representantes del Partido Socialista, Democracia Cristiana, PPD, Partido Comunista, Partido Progresista, y el Movimiento Autonomista se reunieron con la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), para adherir al llamado a Paro Nacional Activo, que se desarrollará este jueves 8 de noviembre.

La presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, valoró “el amplio arco de fuerzas políticas” presentes en la reunión, y la catalogó como “una muestra de convergencia amplia y diversa del mundo progresista”, según indica en un comunicado.

“Hemos tratado de generar un espacio de encuentro, de debate, de reflexión conjunta, respetando las diferencias y los énfasis de cada partido respecto al rol que cada uno juega”, agregó Figueroa.

Además afirmó que la convocatoria conjunta “marca un punto de no retorno, es decir, ya no nos reuniremos solo de manera esporádica sino que comenzaremos un trabajo más persistente, con la posibilidad de seguir teniendo reuniones, replicables en regiones y que nos permitan seguir avanzando hacia la construcción de un gran evento en enero de 2019 donde esta unidad social y política discuta, de manera programática, una línea o canal de acción permanente”.

Cabe recordar, que el pasado 27 de septiembre, la CUT realizó un llamado a paro, para protestar contra la agenda laboral del gobierno y manifestaron su preocupación por las reformas presentadas y anunciadas por el Ejecutivo. “El anuncio de una nueva reforma laboral nos tiene en alerta, es un punto fundamental y lo colocamos en el mismo nivel de importancia del debate de una contrarreforma tributaria que puede significar una pérdida de recursos para el Estado”, señaló en ese entonces Figueroa.

La movilización se realizará este jueves 8 de noviembre, y considera manifestaciones tanto en Santiago como en regiones.

/gap